E. Coli
Cúmulo de bacterias E. Coli. Eric Erbe / WKIMEDIA COMMONS

En 2011, Nolan Moitti, un niño francés de entonces apenas 23 meses, enfermó gravemente por una intoxicación alimentaria provocada por la bacteria Escherichia Coli, quedando imposibilitado para hablar o caminar y con dificultades para alimentarse.

Dicha intoxicación vino causada por una hamburguesa contaminada comprada en un supermercado de la cadena Lidl.

Ahora, según el medio local Le ParisienNolan Moitti ha fallecido a la edad de 10 años.

Nolan fue uno de los 15 niños infectados por esta causa, pero fue el único que ha sufrido secuelas neurológicas, a pesar de que el resto de los menores desarrollaron altas probabilidades de sufrir alteraciones de por vida en su función renal.

A raíz de la infección, los jefes de Seb-Cerf, que vendían carne congelada con la marca Steak Country, fueron juzgados en 2017. El ex jefe, Guy Lamorlette, recibió una condena de tres años por no realizar los controles exigidos a la carne. Tras ello, impuso un recurso de casación a la sentencia.

"Espero que la persona responsable de esta tragedia tenga la decencia de retirar su recurso de casación. Durante el primer juicio, ni siquiera quería ver a Nolan, ahora debe cumplir su condena y los padres de Nolan deben poder recibir una indemnización y llorar su pérdida", ha declarado Florence Rault, abogada de la familia Moitti.