Propuestas "límite" y "a la desesperada" para evitar in extremis la repetición electoral

Pedro Sánchez, en el Congreso.
Pedro Sánchez, en el Congreso.
Chema Moya / EFE

Quedan 24 horas para que, terminadas sus consultas con los portavoces parlamentarios, el rey pueda anunciar ya si hay alguien que reúna apoyos suficientes para ser investido presidente del Congreso y nombrarle candidato o si, por en contrario, nos encaminamos a la repetición electoral. Para evitar esto último, en solo una mañana de este lunes tres políticos de tres partidos distintos han lanzado sendas propuestas, "al límite" o "a la desesperada" según ellos mismos han dicho, para hacer posible la investidura de Pedro Sánchez.

La del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido la que más alcance ha tenido, pero antes que él, el líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, y el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, han planteado las suyas propias. Este último lo ha hecho ante el rey, con quien ha sido el segundo en reunirse en la ronda de consultas que ha empezado este lunes en Zarzuela. Una abstención conjunta PP y Cs con condiciones, un acuerdo básico entre PSOE y Unidas Podemos para que la legislatura empiece y seguir negociando o un acuerdo de coalición con lo que el PSOE ofreció en julio han sido las ideas de Rivera, Errejón y Baldoví para intentar evitar las elecciones en el último momento.

Oferta límite de Rivera

Rivera ha propuesto al líder del PP, Pablo Casado, una abstención conjunta a la investidura del presidente en funciones, con tres condiciones: que se convoque una mesa para estudiar la aplicación de un nuevo artículo 155 en Cataluña, que se rompa el Gobierno en Navarra, que contó con la abstención de Bildu y que Sánchez se comprometa a no subir impuestos. Consiste, ha explicado, en  una "oferta al límite", porque el objetivo es "decidir en cuestión de horas".

El presidente ha respondido personalmente que "no hay ningún obstáculo" para que Rivera y Casado le den la "abstención técnica", sin "ningún acuerdo" que les pide. Tampoco por lo que respecta a las exigencias de Rivera, que el presidente cree que cumple. Sobre Cataluña, porque el Gobierno seguirá aplicando la ley en caso de que los independentistas vuelvan a "quebrar" el estatuto de autonomía; sobre Navarra, porque asegura que el PSOE no ha pactado allí con Bildu y sobre los impuestos, que Sánchez ha obviado sus planes de subirlos a las grandes empresas y a las rentas más altas y ha apuntado que su intención es "aliviar la carga fiscal" de clases medias y trabajadores autónomos.

Coalición y apoyo gratis

La propuesta de Rivera es la más debatida este lunes y esta tarde está prevista una reunión con Casado en el Congreso. Las otras dos han caído en saco roto. Tienen en común que implicarían a PSOE y Unidas Podemos y que de un modo u otro inciden en cuestiones ya rechazadas por activa y por pasiva por las dos partes.

Baldoví ha planteado lo que considera una solución intermedia, que exige cesiones tanto de Sánchez como de Iglesias, al pedirles que ambos acepten la vicepresidencia y los tres ministerios que el PSOE ofreció a Unidas Podemos hace dos meses. "Hago esta propuesta, a la desesperada, en el último minuto: de las cinco que ha hecho el PSOE, había una que implicaba un acercamiento entre las dos partes, ¿por qué el PSOE no repite la misma propuesta de julio y por qué Unidas Podemos no renuncia a todo lo demás?", ha planteado el portavoz de Compromís.

Aunque esta idea se rechaza sola por la negativa por activa y por pasiva de Sánchez de aceptar ahora una coalición, Baldoví ha añadido que se trata de "una propuesta simple: uno hace la misma propuesta y el otro rechaza añadir matizaciones o nuevas propuestas".

Por su parte, en una entrevista en TVE Errejón ha trasladado su propia alternativa, que Iglesias desbloquee la investidura de Sánchez y que más adelante se siga negociando para alcanzar acuerdos que hagan avanzar la legislatura. Si, en el fondo, la idea de Baldoví suponía más sacrificio para el PSOE, porque contempla la coalición, la de Errejón supondría la cesión de Unidas Podemos, porque contempla apoyar la investidura sin nada a cambio.

En concreto, el exdirigente de Podemos ha propuesto que Sánchez e Iglesias permitan que "se abra la legislatura" con la investidura y después "puedan llegar a acuerdos sobre la base de que le PSOE entienda que si no es apoyando en fuerzas progresistas no lo va a poder hacer".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento