Pedro Sánchez y Albert Rivera
Pedro Sánchez y Albert Rivera. EFE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dado un giro a las negociaciones para lograr la investidura de Pedro Sánchez con una nueva propuesta: que su partido y el PP se abstengan para permitir al líder del PSOE formar Gobierno. Rivera se reunirá esta tarde con Pablo Casado, presidente del PP, para analizar el proyecto.

Para lograr esta hipotética abstención, Rivera ha puesto tres condiciones al Gobierno de Sánchez, quien ya ha respondido a las mismas en una comparecencia ante los medios desde las zonas afectadas por la gota fría que está visitando:

Gobierno en Navarra

La primera condición es que el PSOE tiene que "romper su pacto en Navarra con Otegi", en alusión a la abstención de EH Bildu que posibilitó el Ejecutivo del PSN, Geroa Bai y Podemos en la comunidad foral, y abrir una negociación para que gobierne Navarra Suma (UPN,PP y Cs).

A ello, Sánchez ha respondido que "no ha habido pactos con Bildu" y que si algo garantiza el Gobierno de Navarra es la foralidad de esa comunidad autónoma.

155 en Cataluña

La segunda es que Sánchez se siente a "planificar la eventualidad de la aplicación del 155" en Cataluña si el presidente de la Generalitat, Quim Torra, desacata las sentencias del procés y además se compromete a no indultar a los condenados.

A ello, Sánchez ha dicho que si las fuerzas soberanistas vuelven a desafiar al Estado, el Gobierno actuará en base al 155 de la Constitución. "Es evidente que el Gobierno de España garantiza el cumplimiento de la Constitución", ha dicho el presidente en funciones. "En caso de que, hipotéticamente, las fuerzas independentistas volvieran a situar a España y a Cataluña ante una situación de incumplimiento y de quiebra del Estatuto de Autonomía, lógicamente el Gobierno actuaría con la misma contundencia y proporcionalidad al desafío que se pudiera plantear".

Sánchez ha recordado que ya en el pasado el PSOE apoyó la aplicación del 155 desde la oposición y que lo volverían a hacer desde el Gobierno.

Impuestos

El tercer requisito que tendría que asumir Sánchez es comprometerse con que no habrá subida de impuestos en los Presupuestos ni cargas adicionales a los autónomos.

Sánchez ha dicho al respecto que la intención del Gobierno es "aliviar las cargas de las familias, de la clase media trabajadora de este país".