El titular de Desarrollo Sostenible ha asegurado en declaraciones a los periodistas que todas estas familias "van a contar con el Gobierno regional y con el de España, sin ninguna duda", tras hacer hincapié en que este fenómeno atmosférico es también un "serio aviso" sobre el calentamiento global.

En este sentido, Escudero ha hecho un llamamiento a toda la sociedad castellanomanchega para "entre todos" tener muy en cuenta la emergencia climática porque de esta forma se podrá contribuir a paliar la emisión de gases efecto invernadero.

El consejero ha reiterado que este mismo martes se pedirá en el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha la declaración de zonas catastróficas y de emergencia en los lugares que han resultado afectados "de manera más severa" por la DANA en la región.

Tal y como ha avanzado el consejero en Guadalajara, esto significa que las familias que hayan sufrido daños a consecuencia de la gota fría tendrán ayudas específicas dirigidas a paliar las zonas "más vulnerables", ha dicho.

Según el titular del área, no será la primera vez que se haga, ya que siempre que se han producido daños similares el Gobierno regional ha actuado para "permitir que haya ayudas adicionales por parte de la administración de Castilla-La Mancha" a la par que se puedan solicitar también al Ejecutivo de España.

MÁS DE 150 INCIDENCIAS EN GUADALAJARA

Con respecto a Guadalajara, el delegado de la Junta, Eusebio Robles, ha dicho que solo a lo largo de la tarde de este pasado domingo se registraron más de 150 incidencias en la provincia, que se centraron en Azuqueca, Alovera, Guadalajara y Marchamalo en un momento puntual, para luego marchar sobre la zona de Mondéjar, donde hubo que cortar puntualmente dos carreteras, aproximadamente unos veinte minutos.

En todo caso, el delegado ha subrayado que la mayor parte de las actuaciones en la provincia han sido para achicar agua y ha agradecido la colaboración por parte de los Bomberos de Azuqueca de Henares. Se han anegado viviendas y garajes comunitarios y ha entrado barro en muchos de ellos.

Según Robles, la colaboración entre las distintas administraciones ha sido "total"; en todo caso, ha afirmado que durante toda la noche se han mantenido tres unidades vigilantes por si se registraba algún problema en alguna de las carreteras de la provincia, que se están terminando de solucionar.

Desde la Delegación seguirán muy pendientes de todo lo que pueda pasar en la provincia tras incidir en que no se han registrado daños personales.