Un 62% de víctimas piden ayuda tras sufrir años de maltrato doméstico

  • Un servicio del Gobierno vasco atendió a 4.320 personas en 2007, casi la mitad por violencia machista.
  • "Muchas no se atreven ni a celebrar el cumple de su hijo", explica el consejero Azkarraga.
  • Teléfono gratuito de ayuda a maltratadas: 016.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Para cuando piden ayuda, sus cuerpos ya han sufrido muchos golpes, y su cabeza demasiados gritos. El Servicio de Asistencia a la Víctima (SAV) del Gobierno vasco atendió el pasado año a 2.061 víctimas de violencia doméstica, casi todas ellas mujeres. El 62% de las maltratadas recurrieron tras soportar años de agresiones en casa. El resto, lo hizo al sufrir la primera paliza.

Esas 2.061 víctimas son casi la mitad del total de 4.320 personas atendidas por el SAV en  2007. Este recurso apoya a cualquier tipo de víctima, sea por robos, peleas, timos...Este Servicio ofrece orientación y apoyo psicológico desde sus oficinas en Bilbao, Barakaldo, Donostia y Gasteiz. Las maltratadas atendidas dicen sufrir perjuicios físicos y psíquicos. Pero también hay un 15% de mujeres con problemas sociales por la violencia doméstica. «Por ejemplo,

no se atreven a celebrar en casa el cumple de su hijo», ilustró Joseba Azkarraga, consejero de Justicia.
«Del ‘me están fastidiando’ al ‘Dios mío qué he hecho’»

José Luis Vadillo es el responsable del Servicio de Asistencia a la Reinserción del Gobierno vasco. Este recurso atendió en 2007 a 1.205 personas. Éstas fueron condenadas por el juez a penas de cárcel inferiores a 2 años, y pudieron eludir la prisión participando en el Servicio.

«Al principio se lo toman como una imposición. En plan, ‘ya me están fastidiando’. Pero el proceso suele durar unos tres años. Conozco maltratadores que tras una larga terapia con psicólogos dicen: ‘Dios mío, pero cómo pude hacer eso a mi mujer’», explica.

«También terminan muy satisfechos las personas que gracias a un tratamiento logran salir de la droga», añade.

Este Servicio vigila que los participantes acudan a las terapias impuestas por el juez. Si vuelven a delinquir van a la cárcel. En 2007, sólo 45 de los 1.205 participantes acabaron en prisión por reincidir o incumplir su programa.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento