El conductor kamikaze que este domingo provocó la muerte de un hombre de 35 años en la M-50 de Madrid triplicaba al menos la tasa de alcoholemia, según han indicado fuentes de la investigación.

Las mismas fuentes han precisado que de momento se desconoce si el conductor, que fue arrestado tras el siniestro, circulaba en sentido contrario de forma voluntaria o accidental.

El suceso tuvo lugar este pasado domingo sobre las seis y media de la mañana en el kilómetro 25 de la M-50, a la altura de Coslada, donde el vehículo kamikaze chocó contra el otro que circulaba correctamente en dirección a Coslada.

Según Emergencias 112, el kamikaze de 24 años sufrió un traumatismo ortopédico en el brazo y fue estabilizado y trasladado al Hospital Gregorio Marañón.