Fachada de la sede de la Consejería de Sanidad de Castilla y León
Fachada de la sede de la Consejería de Sanidad de Castilla y León EUROPA PRESS - Archivo

A raíz de las quejas que llegaron a la Consejería de Sanidad el sábado por la noche en relación al estado de consumo de algunos de los alimentos repartidos a los profesionales de guardia en estos centros, el departamento que dirige Verónica Casado ha decidido iniciar las acciones necesarias para reclamar a la empresa adjudicataria del servicio la necesidad de que éste se cumpla en las condiciones establecidas en el contrato.

Según ha podido saber la consejera de Sanidad "de primera mano", en algunos casos han llegado alimentos a estos centros sanitarios con la fecha de consumo preferente y la fecha de caducidad sobrepasados, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería.

Casado se ha interesado personalmente por este problema y va a exigir a la empresa responsable del servicio que cumpla con las condiciones de seguridad y calidad estipuladas en el contrato de manutención de los profesionales.

El contrato, determinado en agosto de 2018 y adjudicado a principios de julio de este año, estipula una serie de condiciones de requisitos mínimos para la prestación del servicio entre los que se encuentran "la adecuación a la seguridad alimentaria" por parte de la empresa adjudicataria, "con los máximos niveles de calidad".

Desde la Consejería de Sanidad se entiende que, en base a las quejas y pruebas remitidas a ésta, estos principios legales no se están cumpliendo según lo acordado.

Por ello, la Consejería ya está recabando información, en colaboración con los profesionales sanitarios afectados, así como a través de los responsables del seguimiento del contrato en cada área de salud, para poder reclamar a la empresa adjudicataria un servicio adecuado para nuestros profesionales.

Para ello, pondrá a disposición de los profesionales una dirección de correo electrónico al que podrán remitir todas las quejas y pruebas que consideren oportunas y que la Consejería recopilará a fin de exigir a la empresa adjudicataria que cumpla adecuadamente con sus obligaciones.

Asimismo, la consejera ha remitido a través de los sistemas de información internos de Sacyl un mensaje pidiendo disculpas a los profesionales por las molestias causadas y comprometiéndose a tomar las medidas necesarias para que este servicio tenga la máxima calidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.