Coche de una desaparecida en el lago Griffin
Buzos de la policía canadiense rescatan el vehículo de una mujer desaparecida hace 27 años en el lago Griffin, en la Columbia Británica. Revelstoke RCMP

La curiosidad de Max Werenka, un adolescente canadiense de 13 años, ha ayudado a resolver de la forma más casual el caso de la desaparición de una mujer hace 27 años al encontrar un coche en el lago Griffin, en la Columbia Británica.

Todo ocurrió el pasado 20 de agosto, cuando unos huéspedes del resort de su madre, Nancy, señalaron haber visto algo brillante en el fondo del lago, próximo a la orilla.

Tras acercarse al lugar para comprobar qué era, descubrieron que se trataba de un vehículo sumergido, boca abajo. Si bien en un primer momento pensaron que se trataba del caso de una furgoneta que se hundió en 2009 con cuatro pasajeros, todos ellos rescatados, la historia dio un vuelco al contar esta anécdota a otro grupo de huéspedes, entre los que se encontraba un policía canadiense.

"Mi hijo y yo le estábamos diciendo a este agente: 'No puedo creer que haya un coche en el lago, ¿por qué no lo quitaron?'. Y él dijo: '¿De qué estás hablando? Ese vehículo fue retirado", explica Nancy en una entrevista con la revista People.

Al día siguiente, el joven ayudó con una GoPro a dos policías que se acercaron al lago para investigar, y poco después no tardaron en llegar los equipos de buceo, que descubrieron que dentro de aquel vehículo negro se encontraba el cuerpo de Janet Farris, una mujer de 70 años desaparecida en 1992 cuando se dirigía con su coche a una boda en Alberta.

"Fue una cadena de casualidades, como si estuviera destinado a que ocurriera. Todo se alineó", asegura Nancy.

Según la televisión canadiense CBC, la familia de la desaparecida la estuvo buscando durante décadas, pero finalmente llegaron a la conclusión de que habría muerto en algún punto del recorrido que realizaba. "Dimos por sentado que tal vez se había salido de la carretera o se había quedado dormida, o había tratado de evitar un accidente o un animal en el camino", indica a esa cadena su hijo, George Farris.