Recetas para aprovechar las hojas verdes de los puerros

Guiso con las hojas verdes de los puerros.
Guiso con las hojas verdes de los puerros.
GTRESONLINE

El puerro es un ingrediente que, además de ser económico, da mucho juego en la cocina. Es perfecto para sofritos, cremas, sopas calientes y la famosa sopa fría vichyssoise. Pero ¿qué pasa con todas esas hojas del puerro que siempre acabamos tirando a la basura?

Crema de coliflor 
Crema de coliflor
Son una fuente de nutrientes muy interesante y, bien preparadas, ni dan mal sabor ni quedan duras. Así que la próxima vez que en el mercado nos pregunten si nos cortan la parte verde, lo mejor que podemos hacer es decir que no y empezar a aprovecharlas para nuestras recetas.Si no vamos a usarlas al momento porque solo necesitamos la parte blanca, podemos lavarlas, trocearlas y guardarlas en el congelador dentro de una bolsa o recipiente. La próxima vez que vayamos a hacer caldo, solo tenemos que echarlas a la olla con el resto de verduras.Ahora que tanto se habla del aprovechamiento y de las toneladas de comida que acaban cada día en la basura, nada como empezar con algo sencillo que tenemos en nuestra cocina. Así que ahí van unas cuantas ideas para aprovechar las hojas verdes del puerro.

Salteados de verduras

Un salteado de verduras con pimiento, puerro (la parte blanca), calabacín... puede incluir alguna hoja verde del puerro cortada fina. Si las añadimos al principio de todo con un poco de aceite y salteamos unos minutos antes de incluir el resto de ingredientes no quedarán duras. Darán color y sabor al plato.

Caldo

De pollo, de verduras, de lo que queramos. Cada vez que hagamos un caldo casero podemos aprovechar la parte verde del puerro para dar más sabor. Lavamos bien las hojas, separamos la parte blanca para el sofrito y cortamos en trozos de 3-4 cm las hojas. Las ponemos a hervir con el resto de los ingredientes y colamos el caldo antes de servir. Aquí la receta de caldo casero de pollo riquísimo.

Ramillete de hierbas

Podemos usar las hojas del puerro para enrollarlas y rellenarlas de hierbas aromáticas. Las atamos con un cordón de cocina y podemos usarlas para dar sabor a los caldos, arroces o incluso para cocer pasta. Un pequeño truco que dará un sabor muy especial a nuestros platos.

Crema de verduras

Una buena crema de verduras ganará en sabor y nutrientes si, además de la parte blanca del puerro, añadimos también algunas de sus hojas. Solo tenemos que hervirlas con el resto de las verduras (o hacerlas al vapor) y triturar con una batidora o robot de cocina.

Crujiente de puerro para decorar

Y ya que hacemos crema de verduras podemos aprovechar para hacer un crujiente de puerro. Cortamos algunas hojas verdes en tiras muy finas y las salteamos con un poco de aceite hasta que queden bien tostadas sin llegar a quemarse. Nos puede servir para decorar sopas y cremas, e incluso para animar algún pincho o ensalada. Además de sabor tienen una textura muy crujiente.

"Cama" para carne al horno y vaporeras de bambú

Si vamos a asar carne al horno, una buena opción es usar las hojas verdes del puerro como cama en el fondo de la bandeja. Colocamos la carne encima, salpimentamos y añadimos aceite. Ademas de aportar un buen sabor, la carne absorberá mejor su propia grasa y quedará menos seca.Por otro lado, para hacer pescado o gyozas japonesas con la clásica vaporera de bambú, podemos sustituir las hojas de lechuga -que se suelen usar para que los alimentos no se peguen al fondo- por las hojas verdes del puerro.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento