Según el Consistorio, técnicos municipales han revisado los anclajes y argollas de las lonas, y han encontrado "serios indicios" de que el sistema fue manipulado de forma humana previamente al desprendimiento, pues no se ha encontrado rotura o fallo alguno.

Desde la Concejalía de Parques y Jardines se prevé instalar un sistema antivandalismo para evitar que se repitan "sucesos similares" y las familias que acuden hasta la plaza de la Concordia puedan disfrutar de la zona de juegos.

El informe técnico será remitido a la Policía Local de Salamanca para que abra una investigación al respecto y el presunto autor de los hechos podría enfrentarse a una sanción de hasta 3.000 euros por incumplir la Ordenanza Municipal de Protección Ciudadana, ha indicado el Consistorio.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.