Incendio en A Gudiña
Imagen del incendio forestal en A Gudiña (Ourense). Brais Lorenzo / EFE

Los cinco incendios forestales que este sábado han estado activos en varios ayuntamientos de las provincias de Lugo y Ourense han arrasado unas 700 hectáreas.

El más grave, el iniciado en la tarde del viernes en A Gudiña (Ourense), concretamente en la parroquia de Barxa, ha sido estabilizado y afecta a unas 440 hectáreas, según las estimaciones de la Consellería do Medio Rural. La proximidad de las llamas a las viviendas de la zona de O Seixo obligó a decretar en la madrugada del sábado la alerta de nivel dos como medida preventiva, si bien este aviso quedó desactivado.

El incendio, que se originó en Portugal y entró en Galicia sobre las 19.07 horas del viernes, ha quedado controlado a las 18.40 h de este sábado. Su avance obligó a solicitar la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que movilizó 85 militares y 25 vehículos. En las labores de control y extinción han colaborado, por parte de la Xunta, un técnico, nueve agentes, 27 brigadas, cuatro palas, 17 motobombas, así como cuatro helicópteros y dos aviones.

Dos fuegos en Quiroga, estabilizados

Otro incendio de importante magnitud es el iniciado sobre las 20.40 horas de la tarde del viernes en la parroquia del Hospital, en Quiroga (Lugo), y que ya ha calcinado 110 hectáreas. En su control han participado un técnico, cinco agentes, 22 brigadas, 10 motobombas, tres palas, ocho aviones y seis helicópteros.

En la parroquia de Enciñeira de este mismo municipio también ha sido estabilizado otro foco que comenzó a la 1.40 de la madrugada del sábado y que se ha llevado por delante 45 hectáreas.

Riós y Chandrexa de Queixa

En cuanto al foco en el ayuntamiento ourensano de Riós, concretamente en la parroquia de Navallo, comenzó a las 00.36 del sábado y afecta a 60 hectáreas de terreno, según ha actualizado el departamento del Gobierno gallego. Allí trabajan siete agentes, 16 brigadas, nueve motobombas, un avión y un helicóptero.

También en la madrugada del sábado, en torno a las 1.10 horas, se iniciaba un incendio en la parroquia de Casteloais, en Chandrexa de Queixa (Ourense), que hasta ahora ha calcinado 20 hectáreas. En su control han participado dos agentes, ocho brigadas, cinco motobombas y dos helicópteros.

Controlado el fuego de Palas de Rei

Además, la Consellería do Medio Rural ha informado de que el incendio que comenzaba en torno a las 21.00 horas del viernes en Palas de Rei (Lugo) se ha podido controlar a las 6.13 h de la mañana de este sábado. En la extinción de las llamas, que llevan quemadas unas 28 hectáreas de la parroquia de Cabana —14 de monte raso y 14 de arbolado—, trabajan cuatro agentes, nueve brigadas, 10 motobombas y dos palas.

Galicia, en riesgo extremo de incendios

Casi toda Galicia se encuentra este sábado en riesgo extremo de incendio forestal, ya que solo en la zona de A Mariña lucense y en parte de la Costa da Morte hay riesgo moderado.

Así figura en el índice de riesgo diario de incendio forestal, que actualiza el peligro existente en Galicia cada día. Todo el territorio de las provincias de Pontevedra y Ourense se encuentran en riesgo extremo. En esta situación también está gran parte de la provincia de Lugo y una extensión considerable de A Coruña, sobre todo en las zonas del interior, límitrofes con las otras regiones gallegas.

El resto, A Coruña se encuentra en riesgo muy alto o alto, mientras que solo una pequeña parte del noreste de Lugo aprecia una alerta moderada o baja.

Para establecer el nivel de riesgo se tienen en cuenta factores como la situación meteorológica, el estado de la biomasa vegetal, de las infraestructuras preventivas de la masas arbóreas y del suelo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.