La proximidad de las llamas a las viviendas de la parroquia de Barxa obligó a decretar de madrugada la alerta de nivel 2 como medida preventiva. Sin embargo, este aviso ha quedado desactivado esta mañana.

El incendio, que se originó en Portugal y entró en Galicia sobre las 19,07 horas, todavía permanece activo. Su avance obligó a solicitar la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En las labores de control y extinción han colaborado un técnico, ocho agentes, 24 brigadas, cuatro palas, así como cuatro helicópteros y dos aviones.

Según informa la UME a través de su cuenta de Twitter, han sido un mínimo de 85 militares y 25 vehículos los que colaboraron en las tareas de extinción.

Consulta aquí más noticias de Ourense.