Algunas de las prendas incautadas en la operación.
Algunas de las prendas incautadas en la operación. POLICÍA NACIONAL

En un comunicado, el cuerpo policial ha explicado que la investigación se inició a raíz de una denuncia presentada por los representantes legales de una marca de complementos, en la que ponían en conocimiento de las autoridades "la existencia de una sociedad mercantil que estaría distribuyendo artículos suyos".

Las primeras indagaciones condujeron a la identificación de una persona -que ya estuvo implicada en otra operación similar en La Jonquera (Girona) en 2017- y permitieron descubrir el origen de las falsificaciones: una nave industrial en Torroella de Montgrí (Girona) y una tienda-almacén en Badalona (Barcelona).

Ambas localizaciones corresponden a una mercantil que tiene domicilio social en Ullà (Girona), cerca de Torroella de Montgrí.

El 'modus operandi' consistía en la importación de bolsos, mochilas, carteras, cinturones o monederos con un diseño de fondo "idéntico o similar al de marcas de reconocido prestigio", que podrían confundir al consumidor dado su parecido.

Una vez con los productos, los miembros de la organización insertaban elementos de fornitura de las principales marcas en las prendas, lo que constituye un "elemento íntegramente falsificado que vulnera el derecho de las marcas"

UN VALOR DE SIETE MILLONES DE EUROS

El operativo acabó con tres personas detenidas como responsables de una trama "dedicada a la importación, distribución y venta de complementos de marca falsificados", así como otras dos personas siguen investigadas por un presunto delito contra la propiedad industrial.

Fruto de las inspecciones efectuadas en la nave de Torroella de Montgrí y en el local de Badalona, se intervinieron 3.450 cinturones, 2.576 bolsos, 1000 monederos y 125 mochilas -además de 5.551 chapas identificativas de marcas comerciales-, con un valor de mercado que "superaría los siete millones de euros".

Consulta aquí más noticias de Girona.