Los socialistas murcianos elegirán en el congreso extraordinario que celebrarán los próximos 14 y 15 de junio a sus delegados para el congreso ordinario que el PSOE nacional celebrará del 4 al 6 de julio.

Según dijo hoy antes del inicio del comité regional del PSRM su secretario general, Pedro Saura, quien rehusó anunciar si se presentará o no a la reelección a ese cargo, el congreso ordinario de los socialistas murcianos será después del federal y se celebrará del 18 al 20 de julio.

A partir del próximo 17 de mayo tendrán lugar las asambleas de las agrupaciones socialistas locales para elegir a los delegados para este congreso regional.

Este congreso ordinario debe ser "de largo recorrido, de ideas, de luces largas, mirando a los retos, problemas y necesidades de la sociedad murciana, y no mirándonos los socialistas al ombligo", señaló Saura.

Los socialistas deben salir de ese congreso como instrumento útil

En su opinión, los socialistas murcianos deben salir de ese congreso como "instrumento útil para la sociedad murciana tras un debate amplio, sereno y profundo".

Preguntado por su opinión sobre la plataforma que se autodefine "cómplice, aunque exigente con el nuevo socialismo" y pide "trabajo de reflexión profundo para afrontar los cambios que necesita el partido y su proyecto político para los próximos años", presentada el pasado sábado por algunos concejales socialistas de Murcia, Lorca y Cartagena, Saura dijo que le parecía "muy bien" su creación.

"Respeto profundamente todas las iniciativas, y es bueno que se aporten ideas, así como la participación y la reflexión".

El líder del PSRM dijo que quiere "dar la cara" ante todos los militantes, y que si opta a la reelección, quiere salir de ella "como secretario general de las bases" del partido.

Por otro lado, pidió a los líderes del PP murciano que pidan a sus compañeros de Castilla-La Mancha que rectifiquen su política sobre agua, al igual que lo ha hecho el presidente de esa comunidad, José María Barreda, al afirmar que "flexibilizará" sus propuestas si se alcanza un gran pacto de Estado sobre este asunto, algo "que el PP castellano-manchego no quiere", según Saura.