La investigación, que se coordinó a través de la figura del Interlocutor Territorial Policial Sanitario, se inició al tener constancia de 43 denuncias por parte de trabajadores del HUCA, indican desde la Policía en nota de prensa.

La detención se produjo el 21 de agosto. Los hechos denuniciados tuvieron lugar hace más de dos años, cuando se empezaron a recibir denuncias de trabajadoras del HUCA en las que manifestaban haber sido víctimas de robos en las taquillas del vestuario femenino del hospital.

Desde la Jefatura se contabilizaron un total de 43 denuncias, pero el servicio de seguridad del centro sanitario tuvo conocimiento de un número mayor de robos que no han sido denunciados.

La investigación se centró en el lugar donde se cometió el mayor número de delitos, los vestuarios femeninos, el turno en el que se produjeron y los efectos sustraídos, por lo que se sospechó que se trataba de un mismo autor, probablemente mujer y trabajadora del hospital.

Finalmente, y fruto del dispositivo policial junto con la colaboración de la empresa de seguridad Urbisegur de Seguridad, los agentes lograron identificar y

proceder a la detención de la presunta autora de todas las sustracciones en las taquillas, quien resultó ser una empleada del hospital.

Consulta aquí más noticias de Asturias.