La discoteca light municipal apenas hace sombra al 'botellódromo' de Cádiz

  • La concejala del área asegura que recibió este año 5.500 adolescentes.
  • La zona de movida puede albergar esta cantidad en una sola noche.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ
En este polideportivo del Colegio Salesianos se organiza cada año la discoteca light del Ayuntamiento. M. V.
En este polideportivo del Colegio Salesianos se organiza cada año la discoteca light del Ayuntamiento. M. V.
M.V.
Aunque en la fotografía parezca un espacio casi inerte, el polideportivo del Colegio Salesianos manifiesta en las fechas claves del calendario escolar una relativa actividad.

Todos los sábados desde el 16 de febrero hasta este último 3 de mayo, el polideportivo se ha equipado con dj speaker, luces de láser y efectos de discoteca, guardarropa y barra con refrescos y cócteles sin alcohol. Es la discoteca light que organiza desde hace cinco años consecutivos la Delegación Municipal de Juventud, para todos los adolescentes de entre 14 y 16 años que deseen asistir, y en la que se intenta idear formas alternativas de divertirse sin necesidad de consumir bebidas alcohólicas.

Claro, que sin el efecto inhibidor del alcohol, algunas fórmulas de divertirse y relacionarse pueden resultar más complicadas. Saúl, por ejemplo, alumno del mismo Colegio Salesianos, dice que no va a la discoteca light porque le da mucha vergüenza bailar.

Su amigo, Daniel, lo tiene mejor resuelto: "Aquí se pone música muy moderna. Aunque a mí lo que más me flipa es el reguetón".

Una madre, Pepa Payán, es muy defensora de la idea y tiene sus argumentos de peso: "Prefiero que mis hijos vengan aquí a que se vayan a la Punta de San Felipe. En La Punta siempre hay pelea y ha habido hasta un muerto", apunta refiriéndose al homicidio de Francisco Gamboa, un estudiante de El Puerto de Santa María que resultó apuñalado en el otoño de 2004 después de ser linchado por otro grupo de chicos entre los que se encontraban dos menores.

La Punta es hoy, ciertamente, la antítesis de la discoteca light, porque ha sido el espacio elegido por el Ayuntamiento para albergar el siempre controvertido botellódromo después de que la Junta prohibiera la práctica de esta forma de ocio fuera de espacios debidamente habilitados para ello.

Claro que no hay punto de comparación. La delegada municipal de Juventud, Carmen Sánchez, se jacta cuando dice que cada vez hay más adolescentes que acuden a la discoteca light y que este año se han llegado a los 5.500 asistentes durante toda la pasada edición. Pero lo que se junta una sola noche de fin de semana en La Punta puede fácilmente superar esa cifra.

Porque hasta los dieciséis años puede que se logre disuadirlos del consumo de alcohol. Pero pasada esa edad, ¿a dónde van a divertirse?

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ

Mostrar comentarios

Códigos Descuento