Un avión de la compañía aérea británica BMI Baby, que había despegado esta tarde del aeropuerto de Málaga con destino a Cardiff (Reino Unido), ha regresado al recinto después de detectar el piloto un fallo en el tren de aterrizaje.

El avión, con 151 pasajeros, ha salido del aeródromo malagueño a las 16:52 horas y poco después volvía a tierra tras un fallo en el mecanismo de aterrizaje, según han informado a Efe fuentes del aeropuerto.

Por su parte, la empresa británica ha afirmado que el avión está siendo reparado por mecánicos del aeropuerto, mientras que algunos de los viajeros se han distribuido en vuelos hacia la capital de Gales y el resto continúan en Málaga.