El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Congreso.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Congreso. EP

Un día después de la celebración de la Diada, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha constatado que se dan los "motivos legales" para que el Gobierno dé inicio al proceso para la aplicación del artículo 155 en Cataluña y ha insistido en reunirse con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, para hablar de esta cuestión. Este martes se lo pidió en el Pleno del Congreso y por la noche envió una carta a Moncloa a la que no ha obtenido respuesta pero ha insistido hoy al considerar que "no vamos a tener ningún problema" en aplicar este artículo de la Constitución.

En una rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha enumerado los motivos por los que, a su juicio, debería ponerse ya en marcha la maquinaria del 155, al menos para que Sánchez dé el primer paso y haga un requerimiento al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que "retire" sus palabras de que no acatará la sentencia por el 1-0 si, como se prevé, es condenatoria.

"Que un presidente autonómico llamando a la desobediencia contra el Estado ya es un motivo, si además utilizaras a la policía autonómica, a la televisión a la educación y las embajadas", ha dicho Rivera, que ha afirmado que hay "muchísimos ejemplos".

Rivera se ha referido a algunos acontecimientos de este martes, cuando "el señor Torra volvió a amenazar al Estado y llamó a la desobediencia civil" o se produjo la agresión de una periodista de TVE por manifestantes o una persona fue identificada por los mossos por poner el himno de España "en la habitación de un hotel", justo al lado de donde comparecía el presidente de la Generalitat y otras autoridades. Ante todo esto, se ha preguntado si "vamos a esperar de nuevo que vuelva  acometer delitos o vamos a actuar". "¿De verdad vamos a permitir que Torra sigua actuando con los mosso para que sean una policía política?".

La declaración de la indepencia de Cataluña por el Parlament en 2017 provocó que por primera vez se supendiera la autonomía de una comunidad, por medio de la aplicación del artículo 155, que requirió de unos pasos para las autoridades catalanas desistieran de sus propósitos (el requerimiento) y que no llegó hasta que los hechos se produjeros de manera efectiva. Además, estuvo acompañado por una demanda de la Fiscalía y años después llegó al Tribunal Supremo, por medio de un recurso de la Generalitat contra aquella decisión que fue desestimado por el alto tribunal.

En este momento, sin embargo, Rivera ha asegurado que meras declaraciones de Torra ya constituyen un motivo para tomar una decisión que ha recalcado que es de naturaleza "política". "El 155 no es el Código Penal, es político, poruqe es lo que puede evitar que se cometa el delito", ha dicho y ha añadido que "tenemos que evitar que se cometa el delito".

Críticas a Sánchez

Un día después de la "Diada separatista" en la que "Torra vuelve a campar a sus anchas", Rivera ha explicado que el propósito es enviar el "mensaje" al independentismo de que "no la vais a volver a liar". Para ello, ha insistido en reunirse con Sánchez, con quien ha negado encontrarse en dos ocasiones para hablar de la investidura. "Es el momento de estar juntos a pesar de las discrepancias", ha dicho, antes de afirmar que si el presidente en funciones no le recibe es porque tiene en los independentistas a "sus socios" en Barcelona y en algunos ayuntamientos.

"La respuesta de Sánchez es insultarnos a todos los españoles, los que pedimos una reunión para ponernos de acuerdo a pesar de nuestras discrepancias", ha dicho y ha reprochado al presidente, no quiera hablar con él, ni tampoco con Pablo Igleias para negociar la investidura. "Pero a Torra no le requiere el 155".