Radiactividad Ascó
Técnicos, padres y docentes esperan el inicio de la pruebas radiológicas a los alumnos. (ROBIN TOWNSEND/EFE) ROBIN TOWNSEND/EFE
Greenpeace ha cuestionado la fiabilidad de las revisiones realizadas a las personas potencialmente afectadas por el
escape de la central de Ascó (Tarragona), que evidencian, a su juicio, la voluntad del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de "dar carpetazo" al accidente sin investigar en profundidad.
Creen que las mediciones de contaminación radiactiva en personas se han efectuado tarde

La organización ecologista ha denunciado hoy, en conferencia de prensa, que las mediciones de contaminación radiactiva en personas, entre ellas escolares, se han efectuado tarde, ya que se llevaron a cabo en abril, cuando la fuga tuvo lugar en noviembre, y además se desconoce si se han utilizado los medios y la metodología adecuada.

El investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas del CSIC en Barcelona Eduard Rodríguez-Farré, que ha acompañado a los portavoces de Greenpeace, ha recomendado que se realicen nuevos estudios más fidedignos y que se incluya en las revisiones a los habitantes de Ascó.

En este sentido, ha insistido también en que la radiactividad no desaparece porque la persona contaminada haya eliminado una parte de la sustancia ya que, una vez excretado, por ejemplo, se mantiene en el ambiente y seguirá irradiando. Este experto ha apuntado que existe el riesgo también de una exposición doble, la irradiación directa y la que incorporamos a través de la ingesta de alimentos o de agua contaminada.

Pruebas a 1.625 personas

Greenpeace ha cuestionado la explicación oficial sobre el accidente de noviembre, que atribuye la fuga a una operación incorrecta que llevó a que se volcara un bidón con agua radiactiva, y que consideran que "no tiene ninguna lógica". Ha criticado la actitud del CSN ante una de las fugas radiactivas más importantes que se ha producido en España y Europa ya que, a su juicio, ha optado por "ocultar" información.

Por su parte el Consejo de Seguridad Nuclear ha informado de que un total de 1.625 personas han sido ya analizadas para controlar la posible presencia de contaminación radiactiva como consecuencia del suceso ocurrido en la central nuclear de Ascó (Tarragona) y el resultado ha sido en todos los casos negativo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TARRAGONA