Es un atentado, según la Fiscalía de Málaga, porque la víctima es una funcionaria pública. Este órgano judicial pide a un tribunal de Málaga que condene a 18 meses de prisión a una mujer que supuestamente golpeó e insultó a una profesora de su hijo en septiembre de 2001.

Previamente se denunciaron unas presuntas agresiones de la docente al alumno, aunque finalmente la profesora quedó absuelta.

Según la Fiscalía, la madre acudió al colegio Manuel Altolaguirre de Málaga a «pedir explicaciones» a la profesora por esas supuestas agresiones a su hijo menor.

La mujer golpeó a la víctima en el cuello, tirándola al suelo e insultándola al referrirse a ella como "borracha" y "alcohólica".

La Fiscalía observa también una falta de lesiones por lo que pide una multa de 40 días a razón de 10 euros. En cuanto a la responsabilidad civil, el Ministerio Público solicita que la acusada indemnice a la perjudicada con 200 euros.