Los médicos lo dicen siempre; que lo mejor es la prevención. Pero a veces no es posible. Decenas de mujeres de la margen izquierda y zona minera se concentraron ayer frente al ambulatorio de Ortuella en protesta porque desde 2001 los centros de Osakidetza de esas comarcas no hacen revisiones ginecológicas a todas las mujeres.

Según denunciaron con gritos y silbidos, la sanidad vasca sólo hace chequeos a aquéllas que tienen síntomas o factores de riesgo. «El cáncer sólo tiene síntomas cuando es tarde», recuerdan.

Las mujeres con menos recursos resultan más perjudicadas

Todos los centros sanitarios de Osakidetza tienen la consigna de 2001 de no realizar revisiones ginecólogicas a todas las mujeres. Es una decisión que afecta a las localidades vascas donde viven personas con bajos recursos económicos, tal y como es el caso de margen izquierda y zona minera.

Ante esto, la única opción que tiene una mujer que quiera hacerse un chequeo ginecológico es acudir a la sanidad privada. "Está comprobado; compañeras mías han ido al ambulatorio de Ortuella a hacerse una revisión y les han dicho que eso es imposible si no tiene síntomas o factores de riesgo", denuncia Karmele Andrés, portavoz de la Coordinadora de Grupos de Mujeres de la margen izquierda y zona minera.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO