La empresa que ganó el concurso público por un presupuesto determinado lo aumentó y la Junta de Andalucía se negó a pagar más de lo que se había acordado en un principio. Éste es el motivo, según fuentes educativas, de que el colegio Carmen Martín Gaite de Rincón de la Victoria lleve un año y cuatro meses con las obras de construcción paradas.

Hasta el momento, los 200 niños aproximadamente que están matriculados reciben clases con normalidad (“la ratio es de un máximo de 25 alumnos por clase”), aunque el resto de servicios se ha tenido que trasladar al aulario, porque el comedor, el espacio para los servicios administrativos y el propio gimnasio se encuentran aún sólo con la estructura. Para el comedor, por ejemplo, se ha tenido que habilitar el aula más grande del edificio concluido para dar respuesta a los menores que se habían apuntado al servicio.

Tampoco están terminadas las pistas deportivas, por lo que los alumnos de Infantil y del primer curso de Primaria están llevando a cabo las actividades de gimnasia en el porche cubierto del centro. “Se ha tenido que hacer un esfuerzo extraordinario para que todo funcione con normalidad”, explican desde el Martín Gaite.

Para el próximo curso

Hace varios días representantes del centro se reunieron con la coordinación del ISE Andalucía (órgano que se encargar de las obras de colegios e institutos), quien les certificó que los trabajos, plantados desde enero de 2007, se retomarían este mismo mes de mayo.

Es más, la Delegación de Educación confirmó ayer que la conclusión del centro ya está en fase de licitación (se busca una empresa que lo termine con un presupuesto máximo de 1,7 millones de euros) y que estará acabado en septiembre, para el inicio del curso 2008/09.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA