Motos Semáforos
La zona donde se colocan las motos en los semáforos está pintada de color amarillo. 20MINUTOS

El Ayuntamiento de Barcelona, con la colaboración del RACC, realiza desde hoy una prueba piloto en tres cruces con semáforo de la ciudad que consiste en reservar un espacio exclusivo de unos dos metros para las motocicletas y ciclomotores entre la línea de frenada de los coches y el paso de cebra.

Las zonas estarán situadas en Balmes con Grn Via, Aragó y Vilamarí y Ganduxer y Paseo de la Bonanova
Su objetivo es
mejorar la seguridad de conductores y peatones y se realizará a lo largo de seis meses en la confluencia de la calle Balmes y la Gran Via, de las calles Aragó y Vilamarí, y de Ganduxer y el paseo Bonanova.

La medida pretende evitar accidentes en los cruces con semáforo cuando una moto avanza entre los vehículos para colocarse en la primera línea en el momento que la luz se pone verde.

Las motos, en primera fila

De este modo, mientras el semáforo está en rojo, las motos pueden situarse en primera fila, evitando maniobras que pueden provocar situaciones de riesgo cuando los vehículos están en marcha.

Además, trata de que no invadan los pasos de cebra, lo que permitirá que los peatones crucen con más seguridad y visibilidad, y que los coches tengan una mejor visibilidad de las motos.

La efectividad de la medida se analizará durante seis meses a través de la grabación de imágenes. El espacio estará señalizado de forma vertical y horizontal.