Campaña para que los niños se matriculen en valenciano.
Escola Valenciana ha lanzado una campaña para que los padres matriculen a sus hijos en valenciano. En ella participa el piloto de motociclismo de Llíria Hèctor Faubel (en el centro de la imagen). 20MINUTOS.ES

Unos 70.000 alumnos de la Comunitat que estudian en líneas en valenciano tienen problemas para continuar sus estudios en la lengua propia y muchos tienen que pasarse al castellano al acabar la Primaria, según el colectivo Escola Valenciana.

Este hecho se debe a que sólo el 64% de los profesores de Secundaria está capacitado para dar clase en lengua propia, frente a casi el 90% de Primaria, además de por la baja oferta de plazas. Según el presidente de esta organización, Diego Gómez, en el curso 2007-2008 «sólo el 24,9% de los alumnos de Enseñanza Obligatoria estudia en valenciano», tras 25 años de vigencia de la ley que abrió las aulas a esta lengua.

Además, sólo 774 centros de Infantil y Primaria imparten itinerarios en valenciano, de un total de 1.726, tanto públicos como privados.

Este colectivo también denuncia que los alumnos inmigrantes que llegan con el curso empezado están «saturando las aulas de inmersión lingüística» por falta de planificación en grandes ciudades como Valencia, Alicante o Gandia. Para evitar la creación de guetos, proponen el aprendizaje en valenciano, que facilita «la asimilación de otros idiomas, abre puertas en el futuro laboral y promueve la tolerancia». «El castellano lo van a aprender igual, por la fuerza que tiene», recalca Diego Gómez.

La presentación de solicitudes de admisión en Infantil y Primaria empieza hoy, hasta el próximo 15 de mayo, y Escola Valenciana ha lanzado una campaña para promover la matrícula en valenciano.

Dariana Grozza. Rumana, empresaria

«Así pueden hablar cuatro idiomas»

«Los rumanos que llegan no tienen ni idea de que en la Comunitat se hablan dos lenguas. Tengo dos hijos matriculados en valenciano y los resultados se notan, ya que hablan sin problemas cuatro lenguas: valenciano, castellano, rumano e inglés. Es una forma de integración y que los padres no lo hablen no debe ser un problema».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA Y ALICANTE.