Sierra Nevada
Sierra Nevada ARCHIVO

La estación de esquí de Sierra Nevada recibió un 35 por ciento menos de nieve durante la temporada 2007-2008, que cerró el pasado 29 de abril, en la que también ha supuesto la temporada más inversora de su historia, con la puesta en marcha del Telecabina Borreguiles.

El director general de Cetursa-Sierra Nevada, Mariano Gutiérrez Terrón, ha explicado que la pasada temporada fue "muy mala" desde el punto de vista meteorológico en la estación granadina que, además, estuvo cerrada 19 días por viento.

Así, en los primeros cinco meses del año cayeron únicamente 182,31 litros por metro cuadrado de nieve, lo que han convertido esta temporada en "la más mala de los últimos 20 años".

Por contra, en abril cayeron 287,31 metros cuadrados de precipitaciones, si bien por ser ya un mes primaveral la mayoría se produjo en forma de agua, mientras que la nieve que cayó era "muy húmeda, por lo que se conservó poco tiempo", ha precisado Gutiérrez Terrón.

Para compensar la poca nieve caída, se produjeron 700.000 metros cúbicos de nieve artificial, que según el director de Sierra Nevada, "es lo que ha salvado la temporada".

Como aspectos positivos de esta temporada, el director de Cetursa-Sierra Nevada ha destacado que la estación granadina, que abrió el 1 de diciembre y cerró el 29 de abril, fue la que más días ha abierto de toda España, 149 en total.

También ha resaltado la puesta en marcha del Telecabina Borreguiles, el pasado 1 de marzo, con el que "se acabaron las colas" para acceder a las pistas de la estación, y en el que se invirtieron 15 millones de euros.

Según Gutiérrez Terrón, este "importante esfuerzo inversor" ha permitido que "a pesar de la pésima temporada meteorológica", haya habido una gran afluencia de visitantes a la Sierra.

"Si abril hubiese sido un mes normal, hubiésemos batido un récord de asistencia"

Así, hubo 744.029 esquiadores y 80.852 visitantes que utilizaron el Telecabina Borreguiles para acceder a las pistas, mientras que otras 77.000 participaron en distintas actividades de ocio alternativas al esquí, fundamentalmente en la zona de El Mirlo, lo que suman un total de 901.904 personas.

A éstas hay que agregar otras 250.000 que estuvieron en Sierra Nevada aunque no compraron entradas para subir a las pistas, según se desprende de datos registrados por el aparcamiento de la estación, lo que se traduce en un total de 1.151.904 personas, unas cifras "extraordinarias", si se exceptúa abril, cuando sólo pasaron por la estación 32.000 personas, entre esquiadores y visitantes.

"Si abril hubiese sido un mes normal, hubiésemos batido un récord de asistencia", ha asegurado el director de Sierra Nevada, quien ha atribuido el descenso de visitantes a la estación en abril a que "este año la Semana Santa cayó en marzo, y lo habitual es que la gente suba a la Sierra sólo una semana más" tras este periodo festivo.

A pesar de que ha habido un 9 por ciento menos de esquiadores este año, la facturación, que se va a cerrar a finales de junio, se espera que aumente entre un 2 y un 3 por ciento.

El motivo es que mucha de la gente que ha subido a la estación ha pagado por actividades extras diferentes al esquí, fundamentalmente en la zona de El Mirlo, ha precisado Gutiérrez Terrón.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA