Los espectadores de Ahora caigo se llevaron este martes un tremendo susto por una de las caídas más peligrosas de la historia del programa.

Caye, un concursante que ya en su presentación se perfiló como todo un showman, no acertó la pregunta correspondiente, por lo que debía caer inevitablamente por la trampilla que los 'despide'.

Antes de decir adiós, quiso contar dos chistes. En ese momento, cuando empezaba a contar el segundo, Caye caía sin previo aviso, con la mala suerte de que se golpeaba el brazo con la zona acolchada que rodea al agujero.

"¡Se ha matado!", exclamó uno de los espectadores presentes en plató.

En ese momento, Arturo Valls acudió al agujero: "Ay, Dios mío...", dijo el presentador para asegurarse de que se encontraba bien. "Bueno, pues no, pensaba que se había roto el peroné, pero no", bromeó.