Vehículo eléctrico cargando.
Vehículo eléctrico cargando. EUROPA PRESS

Si todavía quedaba alguna duda, este Salón del Automóvil de Frankfurt ha terminado por despejarla: el coche eléctrico ha llegado para quedarse. La mayoría de marcas que participan en la 69 edición del encuentro ha coincidido en presentar un modelo 100% eléctrico o, en su defecto, una variante electrificada (híbrida/híbrida enchufable) con los que bajar de cara al año que viene sus emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) a menos de 95 gramos por kilómetro, como fija Europa a partir del año que viene, y con los que alinearse para la protección del medio ambiente.

En la cita alemana se ha podido conocer desde el Volkswagen ID.3, llamado por la propia marca alemana a "democratizar" la movilidad eléctrica (tendrá un precio inferior a los 30.000 euros), hasta el Porsche Taycan, también 100% eléctricos y nacido para los amantes de los deportivos más ecológicos.

Además, Frankfurt, salón bienal que se intercambia con París, no ha servido solo para ver las apuestas de las marcas en cuanto a modelos de propulsión eléctrica, sino que la cita también ha sido un escaparate en el que las firmas han exhibido su apuesta por convertirse también en proveedores de movilidad, ya sea a través de nuevas soluciones de carga o servicios digitales.

De este modo, es la confirmación de lo que ya se venía anunciando en otras citas como Ginebra o París (el año pasado). La electromovilidad ha llegado para quedarse y ninguna de las marcas, obligadas en parte por las administraciones a reducir su huella de carbono, quiere quedarse fuera del nuevo negocio.

Así, en el primer día de presentación a la prensa, marcas como Volkswagen han aprovechado para desvelar su nueva imagen corporativa, pensada para aplicaciones digitales y más adaptada a la electromovilidad, mientras que Ford ha asegurado que venderá más automóviles electrificados que diésel o gasolina en Europa en 2022.

BMW también prevé alcanzar un millón de vehículos electrificados en las carreteras para finales de 2021. Para ello, el grupo alemán está acelerando su programa de expansión en el campo de la electromovilidad y contará con una oferta de 25 vehículos híbridos enchufables y eléctricos para el ejercicio 2023.

Otras de las principales novedades del evento ha sido el primer eléctrico de Honda (única japonesa en el salón), el Honda e, del que las primeras entregas llegarán a clientes en verano del año que viene. Hyundai también ha presentado su enfoque sobre el futuro de la movilidad con el EV Concept 45, además de distintas aplicaciones y servicios conectados.

Renault ha mostrado el 'español' Captur, que desde 2020 tendrá una versión híbrida enchufable y que se producirá en la factoría de la compañía francesa en Valladolid, mientras que Opel ha hecho lo propio con el nuevo Corsa. La marca alemana ha sido la única participante del grupo PSA.