Dennis Rodman
Dennis Rodman en una foto reciente. (Fuente: PEOPLE)

No son buenos momentos para Dennis Rodman. El jugador profesional de baloncesto y actor ha decicido ingresar, según palabras de su manager, Darren Prince, a la edición digital de People, en un centro de rehabilitación estadounidense en Fort Lauderdale, Florida. Dennis Rodman intenterá así resolver sus problemas con el alcohol.

Dennis se une así a una larga lista de famosos que han intentado solucionar sus problemas de adicción en centros de rehabilitación de prestigio, como las actrices Lindsay Lohan, Eva Mendes o Kirsten Dunst.

Prince asegura que la vida de Rodman “no va muy bien desde hace unos meses, debido al divorcio con Michelle Moyer. No se le permite ver a sus hijos y, a consecuencia de esto, se ha dado a la bebida”.

No es de todos modos una situación nueva para Rodman: ya se ha divorciado tres veces, y una de sus esposas más comentadas fue la actriz Carmen Electra, que le duró sólo un año, de 1998 a 1999.

El pasado 30 de abril, Rodman fue puesto en libertad tras depositar una fianza de 50.000 dólares. Se le halló culpable de haber herido en los brazos a una mujer, supuestamente su novia, de la que no ha trascendido nombre.