Mesa poker
Una de las mesas donde se celebraba el torneo de poker ilegal. (CME) MOSSOS D'ESQUADRA

El Segundo Eixample Poquer Tour no pudo esquivar esta vez a la justicia y el pasado viernes fue desmantelado por los Mossos d'Esquadra que irrumpieron en dos entresuelos interconectados situados en la Ronda Universitat de Barcelona que estaban registrados como club de ajedrez.

Cuando entraron los Mossos había 15 jugadores en la sala, cuatro de los cuales eran profesionales
Pero lo que allí se hacía no era mover piezas en el tablero de 64 casillas sino que había montado un casino ilegal con
8 mesas profesionales, 35 juegos de cartas francesas y miles de fichas de diferente valor de las que se utilizan para intercambiar apuestas.

Cuando la policia autonómica interrumpió el torneo había 15 jugadors, cuatro de los cuales eran profesionales con una amplia experiencia en casinos europeos y norteamericanos, algunos de los cuales localizados en Las Vegas.

100 euros por jugar

Los Mossos han precintado el local y han clausurado el torneo en el que había inscritos 300 jugadores de la modalidad Texas Hold'em que pagaban 100 euros por cada partida en la que participaban.

Todos los jugadores eran de nacionalidad española y sin antecedentes por juego ilegal. La ley prevé sanciones de hasta 6.000 euros para los participantes en estas partidas ilegales y de hasta 600.000 euros para los organizadores y explotadores de locales que no tengan autorización.