Valencia Capital del Diseño
Puig, Ribó, concejales y organizadores en el balcón del Ayuntamiento de València. 20MINUTOS.ES

La Capitalidad Mundial del Diseño que ostentará València en 2022 ha echado a andar. Una vez que la candidatura del cap i casal logró imponerse al resto, sus impulsores se han puesto manos a la obra de la mano de las instituciones, de las que han recibido un apoyo unánime y de todo el espectro político.

El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, puso este martes cifras a las primeras estimaciones económicas del evento en un acto convocado pocas horas después de la designación por parte de la Organización Mundial del Diseño. Según explicó, con una estimación "conservadora", la ciudad podría recibir a 10.000 profesionales, lo que generaría un impacto económico empresarial de 8,5 millones de euros. En un escenario más optimista, el número de visitantes especializados podría aumentar hasta los 50.000, lo que revertiría en un impacto empresarial de hasta 29 millones de euros.

Esta última cifra supondría multiplicar por tres el presupuesto inicial previsto, que según explicó Xavi Calvo, codirector estratégico de la candidatura, ronda los 10 millones de euros, de los que entre el 40% y el 50% será aportado por las administraciones públicas y el resto por empresas y entidades privadas.

Ribó mostró su deseo de que la iniciativa acabe incluyendo a otras ciudades de la Comunitat Valenciana, entre las que citó a Alicante, Elche, Alcoi y Castellón, y a instituciones como ayuntamientos, diputaciones, universidades y ciudadanía en general. En este punto, pidió también la participación del Gobierno de España. Además, abogó porque este sea un proyecto de futuro para la ciudad como referente innovador en el campo del diseño que vaya más allá de 2022 y del que "no solo queden cenizas" una vez se celebre.

"Creación colectiva"

En esta línea, pidió que esta designación "influya en todos los ámbitos", desde "la industria hasta el urbanismo, la educación, la ecología, la comunicación, el turismo, la innovación, la cultura y las empresas». Se trata, resumió, de "un proyecto participativo de creación colectiva". Sobre la capacidad de la ciudad para albergar a los visitantes que apuntan las estimaciones, afirmó que la capacidad hotelera de València "es alta y seguirá creciendo", de modo que en 2022 "habrá más plazas hoteleras".

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, incidió en la oportunidad que supondrá la capitalidad de València para avanzar en la transformación del modelo económico y en la mejora de la productividad. Según apuntó, "los bajos salarios y la precarización del empleo no es el camino". Además, calificó el evento como "un proyecto común" para el que las instituciones trabajarán de forma conjunta.

Puig también afirmó que València "es ahora la imagen de buenas noticias" porque su participación en este tipo de iniciativas sirve para "levantar la hipoteca reputacional" de años pasados.

De enero a diciembre

La candidatura de la ciudad de València, que lleva por lema El diseño mediterráneo de València. Diseño para el cambio, diseño para los sentidos, reivindica una forma de mirar con implicaciones geográficas, estéticas, éticas, filosóficas y políticas.

La programación, que contará con exposiciones, congresos, talleres y charlas de enero a diciembre, será monopolizada cada mes por temas como el cambio climático, el diseño mediterráneo, la igualdad de género, la historia, la naturaleza, el deporte o el desarrollo industrial. Así, València cogerá en 2022 el testigo de manos de la ciudad francesa de Lille, que celebrará su capitalidad en 2020, y programará eventos a lo largo de todo un año en el que se espera la llegada de 50.000 visitantes.

Calvo apuesta por abrir el programa a la ciudadanía, de modo que el mundo del diseño "huya de la endogamia" y se combinen las actividades específicas con las de amplio espectro. En cuanto a los lugares en los que se desarrollarán, citó contenedores culturales ya existentes como el IVAM, el Muvim, el Centre del Carme o La Marina, entre otros.

Según explicó, la organización exige un volumen de entre ocho y diez actividades al mes como mínimo, una cifra que prevén duplicar con un plan "ambicioso", de modo que puedan celebrarse hasta 200 durante todo el
Puig, Ribó, concejales y organizadores posaron ayer en el balcón del Ayuntamiento de València.

Un potencial que no parte de cero

El diseño valenciano está avalado por su aportación al conjunto del sector. Así, entre 2012 y 2016 las firmas valencianas presentaron a la Oficina Europea el 13,3% de las peticiones de marca. Hace tres cursos, la Comunitat acogió al 26% de los estudiantes de diseño superior de España.

En cifras

  • 10.000 visitantes prevé atraer a València el evento en el escenario más "conservador".
  • 10 millones de euros es el presupuesto global del proyecto, de los que 4,2 son fondos públicos
  • 25% de los diseños comunitarios de todas las empresas españolas son de la Comunidad Valenciana
  • 7 ciudades han sido designadas sedes desde 2008, entre ellas Turín, Seúl o Ciudad de México

Consulta aquí más noticias de Valencia.