Hummus de cebolla y pimiento asado
Hummus de cebolla y pimiento asado  EMMA GARCÍA

Hemos preparado ya muchas versiones de hummus, pero nos faltaba añadir este de pimiento -concretamente de cebolla y pimiento asado- a la lista. Y lo cierto es que pasa directamente a ser uno de nuestros favoritos.

Como no tiene mucho sentido encender el horno solo para asar medio pimiento y media cebolla, lo ideal es que aprovechemos para preparar otros platos, hacer un bizcocho o asar una buena bandeja de verduras.

El hummus de pimiento es un entrante perfecto. Podemos dejarlo preparado con antelación y es muy práctico si tenemos que llevar algo de picar a alguna cena. Pero también queda increíble sobre unas patatas o como untable en los bocadillos. Así que, además de fácil y sano, nos puede servir para acompañar muchos platos.

Ingredientes

  • Medio pimiento rojo
  • Media cebolla
  • 200 gr. de garbanzos cocidos
  • 15 gr. de tahina
  • 5 gr. de sal
  • 5 gr. de comino molido
  • Zumo de medio limón
  • Medio ajo
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo. Quitamos las semillas del pimiento y pelamos la cebolla. Asamos con un poco de aceite de oliva virgen extra unos 20-30 minutos, vigilando que no se quemen, y les damos la vuelta cuando lleven la mitad del tiempo. Sacamos del horno y dejamos templar. Quitamos la piel del pimiento, que saldrá con facilidad si está bien asado.

En el recipiente de la batidora, ponemos la cebolla y el pimiento asado con medio ajo pelado (o uno entero para los más valientes), los garbanzos, el zumo de limón, la tahina, la sal, el comino y un chorrito de aceite. Trituramos todo a máxima potencia hasta que quede fino. Si queda demasiado espeso añadimos un poco de agua.

Probamos y corregimos al gusto. Podemos echar más limón, ajo, comino o sal. Cuando tenga la textura y sabor adecuado, lo tapamos y guardamos en el frigorífico al menos media hora. Si lo dejamos más tiempo, lo sacamos del frigorífico 10 minutos antes de consumir. Podemos servir con pan, palitos, pan de pita o crudités. Aguanta perfectamente tapado en el frigorífico 3-4 días.