Los semáforos de la A-5, en ámbar.
Los semáforos de la A-5, en ámbar. JORGE PARÍS

El pasado 26 de junio, el nuevo Ayuntamiento de PP y Cs llevó a cabo una de sus promesas electorales: desactivar los semáforos de la A-5. La medida, que fue calificada por la oposición de "reversión" al legado de Carmena, es ahora un "acierto" para el equipo de Almeida.

Porque, según los datos de la Policía Municipal, desde el apagado de las señales luminosas en junio hasta el 3 de septiembre, la siniestralidad en el tramo del Paseo de Extremadura donde se situaban las señales semafóricas –desde el punto kilométrico 5,700 al 6,600- se ha reducido un 78%. En este tiempo se han registrado tres alcances con dos heridos leves y una persona ilesa, lo que supone una media de 1,3 accidentes al mes, según sostienen los datos ofrecidos por el Ayuntamiento.

En cambio, durante los cuatro meses en que los semáforos estuvieron activos la Policía Municipal contabilizó 23 accidentes con resultado de 17 heridos leves y cinco graves, lo que suponía una media de casi seis accidentes al mes. Todos ellos se produjeron por alcances y la mayor parte sucedieron en la zona previa al semáforo con la avenida de los Poblados (14 accidentes con resultado de 11 heridos leves y tres graves). El resto –9 siniestros con seis heridos leves y dos graves– se originaron en la zona previa al semáforo con la carretera de Boadilla.

Sin embargo, estos datos no han logrado convencer ni a los vecinos ni a los grupos de la oposición. Todos ellos ponen en duda las cifras por tratarse de periodos heterogenios. "No es justo comparar los meses de febrero a mayo con los de junio a septiembre, porque no solo descienden los accidentes sino que también el tráfico rodado en esa zona", explica Sergio Fernández, portavoz de la plataforma vecinal Campamento Sí.

En la misma línea, el concejal de Más Madrid, José Manuel Calvo asegura que los datos están "manipulados" y sugiere al Consistorio "comparar magnitudes que son comparables". Así, el concejal insiste en que su equipo redujo de siete a cero los accidentes en en la Avenida de los Poblados –uno de los puntos negros de accidentes de toda la región– gracias a los semáforos.

"Cuando nosotros los implantamos los accidentes en ese punto se redujeron a cero, pero desde que los han retirado se han vuelto», asegura. Por eso el equipo de Ahora Madrid adelanta que está preparando un recurso judicial para denunciar el stop oblicuo que el nuevo equipo ha pintado desde la incorporación de la Avenida de los Poblados. "No cumple con los estánderes de la seguridad vial, es peligroso", asegura Calvo.

Mientras Más Madrid centra sus denuncias en el número de accidentes, los vecinos buscan resolver su verdadero problema: el ruido y la contaminación. "Desde que los semáforos están en ámbar pasan más coches, hay más tráfico y más ruido", lamenta Sergio Fernández. Así, la plataforma vecinal acudirá al Defensor del Pueblo para "exigir que se continúe un proyecto que solamente faltaba empujarlo", sostiene.

Pero el Ayuntamiento insiste: "No solo ha mejorado la siniestralidad reduciéndose en un 78% sino que además ha mejorado la fluidez del tráfico por lo que esa medida ha sido un acierto por parte de este equipo de gobierno".

Seguimiento de los siniestros

Ante la pregunta de si cree que los meses de verano han favorecido los resultados, el delgado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabate respondió que "están ponderados por el número de vehículos" y, por tanto, "los datos son los que son".

Asimismo, comunicó que el Ayuntamiento continuará con un seguimiento de su evolución a la vuelta del verano.

Consulta aquí más noticias de Madrid.