La Guardia Civil ha desarticulado una red de narcotraficantes que introducía manipulaba y distribuía droga en Euskadi y en la parte oriental de Cantabria. La banda era dirigida desde la cárcel por un vecino de Bilbao, de 31 años.

Así lo dio a conocer ayer la Delegación del Gobierno en Euskadi. La operación se ha saldado con la detención de cuatro personas. Una de ellas es de Getxo, y tiene 27 años. También han sido arrestados un joven de 27 años residente en Castro Urdiales (Cantabria) y dos hombres de nacionalidad mejicana de 37 y 36 años.

Estos dos están acusados de importar la droga desde su país. Además, ha sido imputado otro bilbaíno de 32 años que también participaba en la red de narcos desde prisión.

La banda vendía "cantidades notorias" de droga


La Delegación no ha informado de los lugares ni las fechas en que se efectuaron las detenciones.

Tras los arrestos, los agentes han registrado domicilios y lonjas en Bilbao y Castro. También han inspeccionado una habitación de un hotel bilbaíno y se han incautado de cerca de dos kilos de coca, 120 gramos de speed y 275 gramos de hachís, valorado todo ello en más de 120.000 euros. La banda contaba con una pistola y un laboratorio en Castro para manipular, adulterar y envasar la droga.

La Guardia Civil ha apuntado que estos narcos vendían «cantidades notorias» de droga. La banda poseía 50.000 euros en metálico y pequeñas cantidades de dólares y baths (moneda tailandesa).

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO