A través de estas iniciativas se ofrecerán servicios de euskera en los municipios que no dispongan de ellos, se fomentará la "activación lingüística" de los jóvenes y se impulsará la transmisión familiar de la lengua vasca.

Además de impulsar proyectos concretos, el Gobierno Vasco y UEMA reforzarán su colaboración, impulsando los servicios públicos en euskera en los municipios con mayor densidad de vascoparlantes.

Mediante esta subvención, la mancomunidad adoptará medidas preventivas para la protección de los municipios euskaldunes, aplicará la Evaluación del Impacto Lingüístico en planes y proyectos significativos, y participará en las sesiones formativas para la difusión de dicha evaluación.

Además, se detectarán las preocupaciones socioeconómicas de los municipios más pequeños, ofreciéndoles la oportunidad de intercambiar experiencias.

Por otra parte, se ofrecerá un servicio de impulso a la normalización lingüística a los ayuntamientos que carezcan de servicio de euskera.

Consulta aquí más noticias de Álava.