La detención se produjo el día 4 de septiembre, tras una investigación que se inició en agosto a raíz de una oleada de robos en bares que seguían el mismo 'modus operandi': utilizaban las tapas de las alcantarillas y de los registros del agua para fracturar la luna de los locales y acceder al interior, una vez dentro forzaban las máquinas tragaperras para llevarse la recaudación.

Según el relato policial, las entrevistas con los dueños y las declaraciones de los diferentes testigos "fueron clave a la hora de identificar el vehículo que utilizaba el autor para huir, siendo su propietaria la pareja sentimental del detenido".

En vista del resultado de las gestiones de investigación se procedió a la detención de un hombre y de su pareja como autores del robo en nueve bares.

Consulta aquí más noticias de Asturias.