Pete Doherty
Pete Doherty en una imagen de archivo. ANDY RAIN / EFE
El cantante británico Pete Doherty salió hoy de prisión tras pasar 29 días recluido por violar los términos de su libertad condicional, al reincidir en delitos de drogas, informó la agencia local PA.

Doherty, de 29 años, abandonó esta mañana la cárcel de Wormwood Scrubs, en el oeste de Londres, vestido con traje y corbata.

El músico de Babyshambles, que tiene un largo historial de drogadicción, comentó a la prensa congregada que estaba contento de estar en libertad y tenía ganas de tomarse un ron con coca-cola y jugar con sus gatos, según PA.

En octubre fue condenado a cuatro meses de cárcel, pero obtuvo la libertad condicional.

En días anteriores, los diarios británicos habían publicado que Doherty, que recibió una sentencia de 14 semanas, estaba en una celda aislada del resto de los reclusos para su propia protección, ya que, al parecer, algunos planeaban atacarle.

El cantante fue condenado en octubre pasado a cuatro meses de prisión condicional por conducción ilegal y posesión de drogas, pero entonces la juez a cargo del caso, Davinder Lachar, dictaminó que el cantante no tendría que ir a la cárcel si no reincidía en un plazo de dos años.

Los términos de la libertad condicional dictados por la magistrada obligaban también al ex novio de Kate Moss a cumplir con un programa de desintoxicación de un año y a acudir durante dieciocho meses a órdenes de control judiciales.

Pero, según la prensa británica, faltó en una ocasión a una cita con los supervisores de su libertad provisional y en otra llegó tarde.

Además, el cantante admitió en noviembre pasado que había sufrido una nueva recaída en su adicción a las drogas.

Los problemas de drogas de Doherty fueron la causa de la disolución de su banda original, The Libertines.