Un fabricante granadino ha ideado un localizador de vehículos tras accidentes y averías, bautizado como "Accident and Breakdown Alert" (ABA), que permitirá avisar y dar a conocer la situación a los que circulan por la misma carretera en tiempo real.

El sistema indicará, además del tipo de incidencia (accidente o avería), la distancia respecto a la posición del vehículo accidentado, su orientación, el modelo o tipo, su matrícula, o color, entre otros datos, según ha explicado su creador Ángel Cacín.

Con este sistema patentado "se podrían evitar el 90 por ciento de los accidentes de tráfico", ha asegurado Cacín, quien ha lamentado que las medidas de la Dirección General de Tráfico (DGT) para erradicar los altos índices de siniestralidad en las carreteras españoles "se centren en sancionar y no en prevenir", como propone el sistema ABA.

Los avisos al conductor serán de voz o de texto con la suficiente antelación para poder reaccionar, evitando de esta forma que el usuario de esta herramienta sufra un accidente y, además, esté preparado para llamar a los servicios de emergencia y socorrer a los accidentados.

El sistema ABA está especialmente diseñado para situaciones de visibilidad reducida o nula, como por ejemplo en caso de bancos de niebla, curvas cerradas, túneles, accidentes en zonas de barrancos o ríos, etcétera.

Podría evitar, por ejemplo, los accidentes múltiples en cualquier circunstancia de visibilidad; permitirá a los conductores conocer la aproximación de un coche de policía, ambulancia o bomberos y si estos vienen por la derecha, izquierda, frente o detrás, contribuyendo a que las personas circulen con más fluidez tanto en carretera como en ciudad.

Esta nueva herramienta pretende complementar la ya existente "E-Call", un proyecto de la Comisión Europea previsto para ofrecer ayuda rápida a los automovilistas implicados en una colisión en cualquier parte de la Unión Europea.

El proyecto, que la Comisión pretende implementar en 2009, propone emplear una caja negra instalada en los vehículos que informarán por radio a las agencias locales en caso de despliegue del airbag, indicando también las coordenadas de GPS.

Así, mientras que con el "E-Call" el vehículo accidentado avisa a los servicios de emergencias, con el ABA los vehículos "se avisarían entre sí", ha precisado Cacín.

Este nuevo sistema, que su creador pretende presentar en el mercado entre junio y julio próximos, tendrá un precio de salida de 100 euros, que Cacín ha considerado "muy económico".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA