Miguel Ángel Revilla, en 'El hormiguero': "Más de 4.600 personas han venido a Cantabria a hacerse una foto conmigo"

Miguel Ángel Revilla, en 'El hormiguero'.
Miguel Ángel Revilla, en 'El hormiguero'.
ATRESMEDIA

Temporada tras temporada, uno de los invitados que nunca falla a su cita con El hormiguero es Miguel Ángel Revilla. El presidente de Cantabria acudió, una vez más, al programa de Antena 3 y, como suele hacer, ocupó todo el tiempo del programa con sus comentarios, sin dejar espacio a la participación de ninguno de los colaboradores, ni siquiera las hormigas Trancas y Barrancas pudieron asomar las antenas de debajo de la mesa, aunque sí se las pudo escuchar en algunos momentos.

La entrevista de este lunes comenzó con los regalos que le había llevado Revilla a Pablo Motos, que consistía en un sobao gigante y unas anchoas. Con estos obsequios en la mesa, el cántabro comentó con el presentador algunas anécdotas de su vida y analizó la actualidad política.

Unas de las cosas que más había sorprendido a Motos es que el presidente de Cantabria dedique unas horas los fines de semana a hacerse fotos con personas que acuden a verle: "He decidido que anunciaré en redes sociales si sábado o domingo, de 9 a 13 horas, me planto en la puerta del Gobierno para atender al que quiera venir y hacerse una foto", comentó Revilla.

Ha tenido un éxito abrumador ya que todos los días, la cola para hacerse una foto con el presidente da la vuelta al edificio: "A cada persona que viene solo le pregunto de donde viene y por qué quiere hacerse la foto", señaló.

"Hemos calculado que llevaré hechas unas 4.600 fotos y que el 60% de las personas que vienen son de Cataluña. La verdad, no sé por qué'", afirmó.

Aparte de esta anécdota, Revilla también comentó con Motos el incidente de la semana pasada a la salida de un restaurante con Pedro Sánchez o que, en su opinión, lo que deberían hacer los partidos para evitar unas nuevas elecciones con diferentes pactos: "Pero vamos a volver a tenerlas", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento