Autobús de la línea 23 de la EMT de Madrid
Autobús de la línea 23 de la EMT de Madrid AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante anunció este lunes su próxima medida para mejorar la circulación en Madrid: la prioridad semafórica de los autobuses.

El proyecto, que ya funciona en otras ciudades españolas como San Sebastián, otorga la prioridad de circulación al autobús frente a los coches en la ordenación de los semáforos. Algo que no ocurre en la actualidad, donde los ciclos de los semáforos perjudican al transporte público terrestre.

"El sistema vigente está hecho para que el coche se detenga lo menos posible y, en cambio, el autobús está doblememente penalizado por los semáforos y las paradas de carga y descarga de viajeros", explica el portavoz de Movilidad de Greenpeace, Adrián Fernández, para quien la prioridad semafórica es "una medida fundamental que resolvería muchos problemas del transporte público de forma inmediata".

No es la primera vez que un gobierno municipal estudia la instalación de estos semáforos en la ciudad de Madrid. Según explica el portavoz "lleva años en la agenda política, pero ningún Consistorio se ha atrevido a ponerlo en marcha ya que podría enfadar a los conductores de coches privados por el aumento de la espera en los semáforos".

Desde el Ayuntamiento no han adelantado en qué consistirá el proceso de implantación. Según explica el portavoz de Movilidad de Greenpeace, el gobierno podría seguir dos tipos de procedimientos. El primer caso responde a un sistema teórico donde "en lugar de ajustar los tiempos a los coches, se ajustarían a las velocidades de los autobuses". El segundo diseño es "más práctico y tecnológico" y está basado en detectores. "El semáforo localiza el autobús y cambia de color para dejarle pasar, como ocurre con el tranvía en Madrid», explica Fernández.

El nuevo equipo de gobierno no ha detallado cómo ni cuándo llevarán a cabo la medida, pero sí que es "un plan específico para mejorar los servicios de la Empresa Municipal de Transporte (EMT)".

A estas medidas se sumarán otras como la instalación de carriles bus o la renovación de la flota para "revertir la pérdida de viajeros que ha sufrido la EMT en los últimos años", explicó ayer el delegado. Unos datos que, Carabante asegura, "tienen que ver con los problemas de circulación, como la velocidad comercial".

La EMT recupera un 6% de sus viajeros

A pesar de las pérdidas de usuarios por parte de la EMT, estos han aumentado en un 6% en el último semestre de año de 2018 con respecto al mismo periodo del año anterior, según anunció ayer el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento Borja Carabante durante su visita a las Cocheras.

Unos datos que Carabante valoró en positivo: "Es una buena noticia porque cada vez se utiliza más el transporte público como alternativa eficaz y eficiente al uso del transporte privado". Asimismo reconoció que el incremento de los usuarios ha sido "fruto de esos primeros meses cuando todavía estaba el equipo de gobierno anterior".

Consulta aquí más noticias de Madrid.