Muebles del salón
El uso de aceites naturales en el cuidado de los muebles se asocia a las maderas de origen tropical. Archivo

La crisis que vive el sector inmobiliario afecta lógicamente a otros sectores relacionados. Uno de ellos, el del mueble, donde de momento se prohíbe utilizar la palabra crisis pero sí que se admite que los resultados llevan meses siendo inferiores a lo esperado. Hasta las grandes empresas, como Ikea, han sufrido pérdidas y claro, el negocio del mueble en la provincia no iba a ser una excepción.

La Feria Regional del Mueble y Afines de Castilla-La Mancha (FERMACAM) que ha tenido lugar durante toda esta semana en Sonseca ha sido una buena piedra de toque para observar cómo se encuentra la situación del mueble en la provincia. Para Antonio García, Presidente de la Asociación de Empresas del Mueble de Sonseca y Comarca (AEMSYC) "la situación es mala pero sostenible".

Estrategias para salir a flote

Y es que ha quien más daño le está haciendo el hecho de que no se vendan pisos como antes "es al sub sector de las puertas, porque tienen el mercado muy centralizado hacia la construcción; nosotros, el sector mobiliario de la comarca, ya hace años que sacamos una marca del muebles de Sonseca y tenemos una tradición exportadora que viene de muy atrás", señala García.

Cuando las grandes compañías de muebles están resfriadas, significa que nosotros tenemos un buen gripazo

Otro de los problemas del sector "es la bajada brutal que han experimentado las exportaciones; antes el mercado alemán y el francés eran fuertes pero ahora han sus clientes hacia Centroeuropa, que con los fondos de cohesión y su incorporación a la UE, los salarios son más bajos y adquieren productos allí a un menor coste; a todo ello hay que sumarle la intrusión del mueble asiático"

Aunque para García, el factor decisivo de la caída de ventas de los muebles en la provincia "es la situación económica de la región, con la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos; la gente ahora se lo piensa mucho y no compra todo lo que quisieran". De esta manera, tal y como apunta, "son otros fabricantes, y no precisamente los nacionales, los que hacen su agosto".

Aunque ante todas estas adversidades, hay soluciones. "Nosotros, ante las macroproducciones, ofrecemos calidad, diseño, diversificar el modelaje, atender metódicamente a lo que el cliente demanda; eso nos da un valor añadido y unas posibilidades que otros no tienen". García también apunta que debemos unir estrategias y crear una comercial de varias empresas".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO