John Bercow
John Bercow, el hasta ahora presidente de la Cámara de los Comunes. EUROPA PRESS

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, ha anunciado este lunes que dimitirá de su cargo el próximo 31 de octubre, la fecha prevista por ahora para que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE).

Bercow ha anunciado que abandonará el cargo, con efecto inmediato, si los diputados aprueban este lunes la moción promovida por el Gobierno de Boris Johnson para convocar elecciones parlamentarias anticipadas a mediados de octubre.

Al inicio de la sesión en la Cámara Baja, Bercow ha confirmado que dimitirá inmediatamente si prospera la moción electoral, algo que sin embargo no parece posible por el rechazo de la oposición al plan de Johnson. Si no hay comicios, seguirá en el cargo hasta el 31 de octubre, fecha del 'brexit'.

Bercow ha alegado que su decisión es "la menos perjudicial" para el desarrollo de la actividad parlamentaria, en un discurso aplaudido desde la bancada opositora y en el que el presidente se ha mostrado visiblemente emocionado. En la tribuna de invitados estaban su mujer y sus hijos, según la cadena Sky News.

El Partido Conservador ya había avanzado el domingo que en las próximas elecciones generales presentarán un candidato alternativo a John Bercow para presidir la Cámara de los Comunes por considerar que éste ha abusado "flagrantemente" de su poder durante las votaciones sobre el 'brexit'.

"No pediré perdón a nadie", ha advertido Bercow, al recordar que los escaños no están reservados a "delegados" sino a "representantes" de la ciudadanía. Bercow pone fin así a 22 años como diputado, los 10 últimos como presidente de la Cámara de los Comunes: "Ha sido el mayor honor de mi carrera profesional".

Bercow, un 'tory' de 56 años, lleva en el cargo desde 2009 pero ha adquirido gran notoriedad durante la sucesión de debates y votaciones que se han celebrado en los últimos meses en el Parlamento británico sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europa, además de por sus constantes llamadas al orden en la Cámara.

En el proceso del 'brexit' ha facilitado en diversas ocasiones que se desafiaran las convenciones parlamentarias para proponer leyes que iban en contra de los intereses del Gobierno.

La semana pasada, permitió que diputados laboristas y conservadores presentaran una legislación diseñada para bloquear una salida sin acuerdo de la UE, una ley que entró hoy en vigor después de que la reina Isabel II la sancionara.