Juliette Lewis
Juliette Lewis durante un concierto de Juliette & The Licks. KORPA

Tras triunfar en el cine -estuvo nominada a un Oscar por El cabo del miedo de Scorsese-, la estadounidense Juliette Lewis se ha volcado en la músia. A Coruña (mañana), Bilbao (día 8), Salt, en Girona (día 9), y Lleida (día 11) disfrutarán del rock de Juliette & The Licks.

¿Qué destacaría del público español?
Que da mucho. Se deja llevar y le gusta experimentar con la energía.

¿Es diferente, por ejemplo, del público estadounidense?
En realidad no encuentro diferencias, sólo semejanzas entre ellos. Lo que sí es distinto es el público de la gran ciudad y aquél que no va a muchos conciertos. Por lo general, la gente de una urbe como Londres se limita a ver el espectáculo, mientras que los espectadores de las ciudades más pequeñas suelen involucrarse más en la actuación.

Y usted, ¿qué le ofrece a su público?
Espíritu, fuerza y energía. Yo me entrego e intento conectar con los corazones y almas de cada una de las personas que vienen a verme. Además, hago rock and roll, pero interpreto canciones románticas, de enfado o con actitud sexy y divertida. Al final se convierte, igual que el cine, en un viaje emocional, sólo que con la música ocurre de manera instantánea y visible.

Me gusta el público español porque se deja llevar"

Los conciertos son una de las maneras de ganar dinero a pesar de la piratería...
Sí, los CDs están muriendo y lo único intocable ya es la actuación en directo. Y, en lugar de tomármelo de manera negativa, yo prefiero tomármelo como un impulso para intentar ofrecer el mejor espectáculo en vivo. Espero que la gente se canse de estar delante del ordenador y tenga ganas de escuchar música en directo. La mía, desde luego, es un animal salvaje que debe sentirse en vivo, no a través de un ordenador.

¿Prefiere componer o actuar en directo?
Al principio me interesaban muchísimo las actuaciones, aunque sólo teníamos canciones como para tocar durante 30 minutos (risas). El estudio no me gustaba nada, pero ahora estoy muy ilusionada por grabar el próximo disco. ¡Y llevo ya dos años en la carretera! (risas).

Entonces, ¿ya está trabajando en un nuevo disco?
Estoy con la primera parte del proceso: componiendo canciones, citándome con los productores...

La gente de la gran ciudad se limita a ver el espectáculo; el resto se involucra más"

¿Cómo será?
Genial, porque combinará cine, rock y teatro (risas); quiero grabar un disco que pueda ver en directo. Además, probaré nuevos instrumentos, quiero que manden la percusión y las voces. Habrá canciones cautivadoras, sólo con órgano y voz, al estilo de Velvet Underground; y temas más típicos de los Links.

Entonces, ¿tendrá el grupo nuevos músicos?
Sí, tendremos un nuevo teclista. Y los músicos que ya tengo experimentarán con instrumentos con los que no suelen tocar habitualmente. A ver cómo se sienten.

¿Hay alguna leyenda del rock con la que le gustaría trabajar?
Muchas. Josh Homme, de Queens of the Stone Age, por ejemplo.

Mi música es un animal salvaje que debe sentirse en vivo"

¿Y qué canción le habría gustado componer?
Wish you were here de Pink Floyd y No Fun de Iggy Pop. 


Como actriz interpretó muchas veces a chicas rebeldes. ¿Lo es usted?
Probablemente, sí (risas). Soy muy desafiante e inconformista. Sobre todo en relación con las mujeres; se nos ha enseñado a estar calladas y bellas y a ponernos guapas para nuestros maridos. Todo eso es estúpido. Como artista quiero animar a la gente, darles voz para que expresen.

¿Le interesa la política?
Sólo en sentido espiritual. Muchos políticos están más interesados en enriquecer a sus amigos que en ayudar a la población.

Nuestro próximo disco combinará cine, rock y teatro"


Entonces, ¿apoyaría a algún candidato a la Casa Blanca?
No estoy segura. Los demócratas son demasiado simplistas, intentan contentar a todos, y los republicanos aún pretenden hacer la guerra perpetua... Me quedaría con algún partido independiente.

¿Qué cambios promovería usted?
Controlaría a las farmacéuticas que intentan que la gente se haga adicta a ciertos medicamentos. Cada dos meses se inventan síndromes o enfermedades para que todo el mundo los tome y, así, enriquecerse. Ilegalizaría prescribir narcóticos para desórdenes de tipo emocional, me parece una locura. Tengo amigos que, cuando murieron sus padres, fueron al psiquiatra y les recetó pastillas. ¡Tu padre ha muerto, esto no es una enfermedad, es la vida y debes aprender a enfrentarte a ella! Eso me conmueve, porque yo llevo 12 años sin consumir drogas.

En su mundo debe ser difícil mantenerse al margen de ellas.
Es duro, pero yo he solucionado mis problemas. Hay que quedarse con la alegría, la pasión y la bondad de la gente. Y eso te lo pierdes si consumes drogas.

Los demócratas intentan contentar a todos y los republicanos quieren hacer la guerra perpetua"


¿Le ha ayudado la religión a enfrentarse a los problemas?
Soy ciencióloga. Por lo general se publican muchas tonterías acerca de la Cienciología, pero es muy profunda. Incluso puedes ser musulmán, cristiano o budista y cienciólogo, es más una filosofía religiosa que una religión. Se basa en la compasión y es muy progresista, permite cuestionarse cosas.

¿El cine la decepcionó?
No. Pero si eres arquitecto y sólo pintas casas, únicamente estás haciendo una parte del trabajo de arquitecto. Yo soy una artista interpretativa; como dramaturga sólo hago obras de teatro, luego únicamente potencio una parte de mi faceta. El cine es sólo una parte de lo que tenía intención de hacer.

¿Queda alguna otra faceta artística suya por conocer?
Tal vez haga cortometrajes, pero necesito más recursos.