El objetivo de este estudio será observar la conexión entre vehículos conectados y convencionales en un tramo de 20 kilómetros a la altura de Girona, para lo que se realizarán pruebas con un vehículo convencional que funcionará como uno autónomo, ha informado este lunes Ser Catalunya.

Se probarán cuatro escenarios: retenciones, obras, desvíos y señalización, para comprobar cómo reaccionaría un coche autónomo a la tecnología 5G que se ha instalado en esta autopista.

Consulta aquí más noticias de Girona.