Carlo Costanzia, hijo de Mar Flores, stripper en 'Toy Boy': "Se me ha abierto la visión en lo sexual"

  • El actor es uno de los personajes de la nueva serie de Antena 3, un thriller trepidante donde las mujeres tienen el poder.
El actor Carlo Costanzia en la serie 'Toy Boy'.
El actor Carlo Costanzia en la serie 'Toy Boy'.
ANTENA 3

La nueva serie de Antena 3 se llama Toy Boy y es un trhiller trepidante, con un asesinato y una investigación de por medio, que parte del mundo de los strippers, aunque "no es una serie de strippers". Lo deja claro uno de sus intérpretes, Carlo Costanzia, hijo de Mar Flores, que trabajó durante meses más de ocho horas diarias para aprender a bailar, para dejar su cuerpo definido al máximo y para... aprender lengua de signos.

La ficción de Antena 3, que se estrenará en Atresmedia Player Premium el 8 de septiembre y este mismo mes también en abierto, está protagonizada por Hugo Beltrán, Cristina Castaño y María Pedraza, a los que acompaña el grupo de los "toy boys", donde se integra Costanzia, de 26 años.

Todo su papel es en lenguaje de signos, pues Jairo, su personaje, tuvo un accidente que le dejó mudo. Así, el actor tuvo que estudiar durante ocho meses para poder hacer el papel. "Me siento super afortunado de haber podido aprender algo tan bonito como el lenguaje de signos", explica durante la presentación de la serie en el FesTVal de Vitoria.

"No estaba acostumbrado, el día a día en el gimnasio nada más y de ahí a pasar ocho horas al día bailando... con ensayos y una disciplina férrea", cuenta Carlo, que estuvo durante casi un año con entrenamiento intensivo para poder hacer la serie, aunque "ha merecido la pena, en el aspecto físico y en el actoral".

Costanzia, que estudió interpretación en Italia y España, está muy orgulloso de que en Toy Boy "se cambien los roles de género y demostrar el cambio que está viviendo ahora la sociedad", pues en la serie el poder lo tienen las mujeres.

"Yo he vivido la alta sociedad, es algo que he visto, pero aún así el aprendizaje es continuo", explica sobre lo que ha aprendido en el rodaje, donde se muestra el lujo de las altas esferas de la Costa del Sol. "Esta profesión es no acabar de aprender, no parar de formarse y no hay un límite", pone de manifiesto."

Así, su personaje, le ha "ayudado a abrirme la visión, de mirar sólo hacia adelante a mirar en los 360 grados, en lo que se refiere a lo sexual, al género, a la empatía".

Y aunque está centrado en la serie, también sigue con sus inquietudes en la música. "Pronto veréis cosas mías en la música, pero ahora estoy centrado mil por mil en este proyecto, porque hasta que no se cierra un proyecto es mejor no tener otro, para tener la cabeza centrada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento