Terraza En La Plaza Catalunya De Barcelona
Una terraza en la plaza Catalunya de Barcelona. EUROPA PRESS

El Departamento de Salud de la Generalitat iniciará en otoño una campaña intensiva para reforzar el cumplimiento de la ley estatal del tabaco, que data de 2010, a la espera de tener preparada el próximo año una nueva normativa para Cataluña. La campaña estará focalizada en vigilar las terrazas y otros espacios similares en los que se podría vulnerar la ley, y también revisará la venta de tabaco a menores. El objetivo de la iniciativa es concienciar de los efectos perjudiciales de la exposición al humo para la salud.

Según datos de 2018, la vigilancia del cumplimiento de la normativa de tabaco permitió detectar un 77% de casos en los que se incumplía la ley, así como descubrir que el 65% de los expedientes resueltos por irregularidades se dan en establecimientos de hostelería.

Además, aunque nueve de cada 10 personas aseguran que pueden encontrar ambientes libres de humo en diferentes entornos, una encuesta realizada por el Departament de Salut muestra que el 67,3% de la población sería partidaria de prohibir fumar en espectáculos y eventos al aire libre donde haya público infantil, y que un 61,8% lo prohibiría en los coches.

En esta línea, la campaña de "revisión" de la ley es un paso previo a la nueva normativa que está preparando la Agencia de Salud Pública en Catalunya que contempla prohibir fumar en las terrazas y en todo lugar abierto donde cualquiera se vea obligado a respirar el humo del tabaco de otro y que quedará recogida en la nueva ley de adicciones que espera tener lista en un año. Esta plantea también prohibir fumar en instalaciones deportivas al aire libre, en el exterior de paradas de transporte público y en vehículos privados.

Además de estas prohibiciones, la Generalitat defiende fijar un precio mínimo del tabaco que doble el actual, algo que depende del Gobierno. Según el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix, el incremento del precio del tabaco es "esencial" y se debe estudiar si se aumenta a través de los impuestos o incrementando el precio mínimo. Guix abogó por hacerlo fijando una subida en este mínimo, que cree que debe ser elevado y que debe huir de la imagen de que se trata de una medida recaudatoria, porque "sería una medida de salud".

Las administraciones están en alerta después de que por primera vez en siete años de descensos continuados en el consumo de tabaco, los datos de la Encuesta de Salud de Catalunya (ESCA) 2018 mostraran un aumento en esta tendencia, pasando del 24% al 25,6%. Por sexos, el incremento es mayor en mujeres (del 18,5% al 20,5%) que en hombres (del 29,7% al 30,9%). Este cambio de tendencia en el consumo la confirma el hecho que en 2018 aumentó la venta de productos relacionados con el tabaco.

Revisión de las terrazas protegidas

Actualmente la ley solo permite fumar en las terrazas que estén totalmente abiertas o que como máximo tengan dos paredes y techo para garantizar su ventilación. En el resto hay permisividad, pero incumpliendo la ley del tabaco.

¿Qué opina sobre la prohibición de fumar en las terrazas?

Montse Salado, 49 años,hostelería

"Estoy en contra. Soy fumadora y tengo un negocio de hostelería. Es un absurdo total. Mi terraza esta marcada, ¿creen que solo con alejarme de la terraza el humo no va a seguir llegando a la gente? La prohibición afectará a la hostelería".

Carmen Lanua, 52 años

"Me parece mal. No se justifica no poder fumar en un espacio público, es un acto represivo, limita la libertad. Cuando alguien me  ha pedido que deje de fumar porque le molesta el humo, he cambiado de sitio en la terraza. Es sentido común".

Javier Martínez, 20 años, estudiante

"No me parece bien la prohibición. Las terrazas están habilitadas para que la gente fume. Ya no se puede fumar dentro de los locales, lo cual me parece bien. ¡Pero que dejen fuera! Eso sí, hay que fumar con respeto hacia los demás".

Carolina Morales, 33 años, actriz

"Aplaudo esta medida. Me parece muy bien que las personas no fumadoras no tengamos que tragarnos el humo de los demás. Bastante tenemos ya con la contaminación de la ciudad. Al menos esta medida hará que respiremos menos humo". 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.