Amazonas
Fotografía cedida por Greenpeace Brasil que muestra la situación del incendio en Novo Progresso (Brasil). EFE

La cadena de moda sueca Hennes and Mauritz (H&M) ha suspendido la importación de cuero procedente de Brasil debido a la crisis medioambiental provocada por los incendios en la Amazonía, señaló en un comunicado la firma.

"Debido a los graves incendios en la parte brasileña del Amazonas y su conexión con la cría de ganado hemos decidido suspender de forma temporal compra de cuero de Brasil", señaló en un comunicado la firma sueca.

El principal competidor de la firma de moda española Inditex se une así a otras compañías como la estadounidense VF Corporation, matriz de las marcas de moda Vans y Timberland, que la semana pasada canceló la importación de cuero brasileño.

VF Corporation había decidido no seguir importando cuero y curtidos brasileños hasta no estar "segura" de que los materiales usados en los productos "no contribuyen para el daño ambiental en el país", según una nota.

Marcas internacionales de ropa y calzado han pedido las últimas semanas esclarecimientos a los fabricantes de cuero de Brasil sobre el origen y sostenibilidad de sus productos "debido a las noticias que relacionan los incendios en la Amazonía con el agronegocio" del país, reveló el Centro de las Industrias de Curtidos (CICB).

La Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), el principal gremio empresarial de Brasil, presentó hace unos días a representantes de empresas europeas con negocios en el país un estudio con datos "tranquilizadores" sobre la situación de la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo.

La Amazonía brasileña registró en agosto 30.901 focos de incendio, cifra que prácticamente triplica la del mismo mes del año pasado, según divulgó recientemente el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

Las imágenes de la selva amazónica en llamas recorrieron el planeta y aumentaron la presión internacional sobre el Gobierno de Jair Bolsonaro, quien se ha mostrado partidario de flexibilizar la fiscalización en las áreas protegidas, de explotar la Amazonía y legalizar la minería en las reservas indígenas.