Futura estación de Amado Granell de la línea 10 de Metrovalencia
Figuración virtual de la estación subterránea de Amado Granell de la línea 10 de Metrovalencia. FGV

Solo un día después del anuncio por parte del conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, el Consell ha autorizado en el pleno de este viernes a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) la licitación del proyecto de construcción de la superestructura de vía, arquitectura y equipamiento del tramo subterráneo de la línea 10 de Metrovalencia.

Se trata del tramo más importante de esta línea, que conectará la céntrica calle Alicante con el barrio de Nazaret, y tiene un importe de 33 millones de euros sobre un total de 50 millones del conjunto de las actuaciones previstas para finalizar la línea.

Las actuaciones previstas en el tramo subterráneo comprenden la reparación de la estructura construida así como el diseño de otras nuevas; la instalación de la superestructura de vía, incluyendo los aparatos de vía, drenaje y canalizaciones laterales para alta tensión; y los trabajos de arquitectura de las tres estaciones que incluyen albañilería, acabados, pavimentos, revestimientos verticales, mobiliario, etc.

Además se han incluido en este proyecto las instalaciones eléctricas y alumbrado; mecánicas, fontanería y saneamiento; ventilación, protección contra incendios; comunicaciones; medios de elevación (escaleras mecánicas y ascensores); señalización; y mobiliario. Está prevista también la urbanización de las áreas afectadas por la obra y en particular de los accesos a las estaciones y su entorno.

El objetivo, afirmó España, "es que en el año 2021 esté finalizada toda la línea 10 entre la calle Alicante y el barrio de Nazaret". Según señaló, se trata de la licitación más importante de esta obra que "ampliará de manera muy considerable la oferta de transporte de la red". Estas obras comenzaron en 2006 y se paralizaron en 2011, por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros.

Para finalizar las obras, la Generalitat tiene previsto licitar los tres proyectos constructivos restantes, correspondientes a electrificación y subestaciones; señalización y comunicaciones; y adecuación de los talleres provisionales, con el objetivo de completar los trabajos previstos de esta línea para su puesta en marcha en 2021.

Primeras obras en marcha

En la actualidad, Ferrocarils de la Generalitat Valenciana (FGV) está ejecutando las primeras obras de infraestructura en el tramo comprendido entre las paradas de Amado Granell y la prolongación hasta Hermanos Maristas, cuya inversión asciende a 3,6 millones de euros y un plazo de ejecución de siete meses y medio. Próximamente saldrán a licitación los últimos tres proyectos: electrificación y subestaciones,señalización y comunicaciones y adecuación de los talleres provisionales.

Según ha señalado el conseller, se trata de la licitación más importante de esta obra que "ampliará de manera muy considerable la oferta de transporte de la red de Metrovalencia, y favorecerá la implantación de un modelo de movilidad sostenible en el conjunto de la ciudad y su área metropolitana". La línea 10, una vez completada, permitirá unir el centro de València con la zona de la Ciudad de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y el barrio de Natzaret.

Una década de parón por la crisis

Las primeras obras de esta infraestructura comenzaron en el año 2006 y se paralizaron en el año 2011, por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. El 12 de junio de 2017 el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció que el Consell retomaría, tras años de abandono, las obras con la financiación de la Unión Europea.

La Línea 10 combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y 8 estaciones y paradas (tres subterráneas y cino en superficie).

Consulta aquí más noticias de Valencia.