Reunión entre representantes de los pescadores canarios y de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Reunión entre representantes de los pescadores canarios y de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación. CAIB

Varios representantes de cofradías de pescadores de Canarias han visitado Baleares para conocer la pesca turística que funciona en la Comunidad desde hace tres años con "grandes resultados", tal como aseguran desde la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Según informa el Govern, este servicio, de momento, solo es prestado por la empresa privada Pescaturismo, pero está regulado en Baleares por un decreto estatal y uno autonómico, que obliga a que sea participado por más del 50 por ciento del sector pesquero, ya sean pescadores o bien cofradías, y que solo lo ejerzan pescadores profesionales.

Los representantes canarios han sido recibidos por la consellera del ramo, Mae de la Concha, junto al director general de Pesca y Medio Marino, Joan Mercant. Al encuentro también ha asistido el responsable de Pescaturismo, José Martínez.

Según Mercant, lo que se pretende es que "el pescador no tenga que aumentar el esfuerzo de pesca para aumentar su sueldo, así como diversificar el sector turístico".

Además, ha añadido, esta actividad "ayuda a conocer nuestras tradiciones y el pescado de aquí e incentiva su consumo".

En 2016, el primer año de actividad, se hicieron un total de cuatro excursiones con 20 personas; en 2017, 160 excursiones y 371 personas; el 2018, 285 excursiones y 800 personas; y en 2019, hasta el mes de julio, ya se han realizado 184 excursiones con 458 personas. La previsión para todo el año es llegar a aproximadamente 1.600 personas en total y hacer más de 300 excursiones, y, así, duplicar las cifras del año pasado.

A día de hoy, existen 40 barcas que ofrecen este servicio en las islas, y el número va en aumento cada año.

INCENTIVAR A LOS JÓVENES

Tal como han recalcado, otro de los principales objetivos de este proyecto es el de incentivar que los jóvenes quieran trabajar en el mar ya que el relevo generacional "es uno de los retos más complicados" al que se enfrentan los pescadores profesionales. Con esta modalidad, según Mercant, "se moderniza la actividad y su visión por parte de la gente".

Desde el Ejecutivo autonómico, aseguran que la creciente dinamización de esta actividad, tanto en Mallorca como en Menorca, hace que "las expectativas sean muy buenas" y que "haya aumentado mucho el interés desde Ibiza y Formentera, donde todavía no está tan extendida".

Según Mercant, en otros territorios como Valencia los pescadores ya han empezado a seguir este modelo e, incluso, se ha elaborado un nuevo decreto. Pescadores gallegos, catalanes y murcianos también están interesados en el modelo.