Mascletà en la plaza del Ayuntamiento
Disparo de una mascletà de estas Fallas de 2019 en la plaza del Ayuntamiento de València. JUNTA CENTRAL FALLERA

València ha iniciado con el nuevo mandato municipal un "proyecto estratégico" para la ciudad como es la reforma y peatonalización de la plaza del Ayuntamiento. La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha explicado este jueves los criterios que guiarán el concurso de ideas convocado para la redacción del proyecto, que también incluirá un proceso participativo que ya está adjudicado.

Una vez ejecutado el proyecto, esta emblemática plaza solo permitirá el acceso de algunas líneas de autobús por un lateral de la misma, el que discurre en paralelo a la fachada del edificio de Correos y hasta la esquina con la calle de las Barcas, así como hacia la calle Roger de Lauria desde Periodista Azzati y Marqués de Sotelo. El resto de la plaza será completamente peatonal.

De hecho, desaparecerán las isletas de autobuses que actualmente se encuentran en el centro del enclave, junto a la fuente, y la circulación de vehículos por los carriles que discurren bajo el balcón municipal, según la propuesta de planta viaria con la que parte el departamento que dirige Gómez, quien especificó que, no obstante, es un documento "vivo" que puede verse alterado durante su tramitación y elaboración.



Esta actuación, según la edil, se engloba en el proyecto global València, ciudad de plazas, en el que se incluye la reurbanización de las plazas de la Reina y del entorno del Mercado Central (Ciudad de Brujas y Mercat).

En cuanto a la inversión prevista, la redacción del proyecto asciende a 400.000 euros (350.000 del concurso de ideas y 50.000 del proceso participativo) y para las obras se prevé un coste aproximado de 5 millones de euros.

El principal objetivo de la intervención será acometer una peatonalización planificada, potenciar la movilidad sostenible, reducir la contaminación y contribuir a la mejora de la calidad paisajística en el Centro Histórico. Gómez ha reconocido que será un proceso "conpleto y complejo que llevará su tiempo de redacción, pero lo merece porque definirá la identidad del Centro Histórico".

Por lo que se refiere al concurso de ideas, tendrá una única fase dividida en dos subfases: una primera de libre concurrencia en la que se podrán proponer ideas de los ciudadanos, de la que se seleccionarán cinco finalistas (que recibirán 8.000 euros cada uno), y una segunda para elegir al ganador, que obtendrá 290.000 euros de retribución.

Tres criterios básicos

Los criterios que deberá cumplir obligatoriamente el equipo redactor del proyecto serán fundamentalmente tres. El primero pasa porque la plaza "deje de ser una rotonda o un sitio de aparcamiento" y sea para los peatones mediante un proceso planificado. En este sentido, incluye una estrategia de conexión peatonal con la plaza de la Reina y el eje plaza de Brujas-Lonja, y lo hará mediante un itinerario peatonal y ciclista a lo largo de la calle San Vicente, en el tramo entre ambos enclaves. Solo se permitirá el paso de los buses de la EMT, vehículos de carga y descarga y servicios de hoteles, y se cortará al tráfico privado.

El segundo criterio fija la plaza del Ayuntamiento como "epicentro de eventos culturales y ciudadanos", por lo que el diseño de los usos debe estar contemplado: explanada central para la mascletà, ubicación de los monumentos municipales, de los kioscos y mercados de flores, eventos navideños y cabalgatas, entre otros. Además, pervivirán otros elementos como la fuente y las zonas verdes.

Finalmente, en tercer lugar, el proyecto debe cumplir criterios de sostenibilidad medioambiental, con la presencia de espacios verdes, alumbrado eficiente, especies vegetales adaptadas al clima, reutilización de aguas pluviales... También deberá vigilar el posible hallazgo de restos arqueológicos relacionados con al antiguo Convento de Sant Francesc, que se unicaba en la actual plaza.

Peatonalización "blanda" y Marqués de Sotelo

El primer esbozo de esta peatonalización se podrá ver tras el inicio de las obras en la plazas de la Reina y de la Ciudad de Brujas, ya que, según ha explicado Gómez, se aprovechará el desvío de las líneas de la EMT que pasan por ellas para realizar una "peatonalización blanda" de la plaza del Ayuntamiento, cuya planta viaria será ya la definitiva y se consolidará urbanísticamente más adelante con la ejecución de las obras del proyecto.

Otra novedad será la ampliación de las aceras de la avenida Marqués de Sotelo para ampliar la conexión peatonal de la plaza del Ayuntamiento con la Estación del Norte, lo que reducirá los carriles destinados a la circulación de vehículos.

En cuanto a los plazos, se calcula que la redacción del proyecto puede llevar un par de años, más la ejecución de los trabajos. La intención del actual Gobierno del Rialto es acometer las peatonalizaciones de las plazas de la Reina y del entorno del Mercat Central (Ciudad de Brujas y Mercado) este mandato, y dejar solventado el proyecto de la plaza consistorial.

"Maximizar la participación"

Por su parte, la concejala de Partipación, Elisa Valía, ha anunciado que la próxima semana se reunirá con la empresa adjudicataria del proceso participativo para el rediseño la plaza del Ayuntamiento, Paisaje Transversal, para establecer un calendario y limar algunos aspectos. Según ha manifestado, la intención de su departamento es "maximizar la participación de la ciudadanía" y aprovechar la experiencia del proceso acometido en la plaza de la Reina para mejorar los aspectos que generaron dificultades.

Este proceso tiene un plazo de seis meses y algunos de sus trabajos irán en paralelo al concurso de ideas, si bien la intención del Gobierno local pasa por tener sus conclusiones listas para poder aportarlas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.