PRÍNCIPE HARRY / SUSSEX
El príncipe Harry, en un evento en 2019. GTRES

Recién llegado de vacaciones y con las pilas recargadas, el príncipe Harry ya ha tenido que enfrentar su primera polémica. Aunque, en este caso, él mismo sabía que en algún momento dado llegaría, dadas las numerosas veces que se la afeado a los duques de Sussex.

Se trata del uso del jet privado que poseen y que, debido al cambio climático, un tema contra el que, por otra parte, tanto el príncipe como Meghan Markle se han posicionado a favor de combatirlo, no estaban siendo honestos con sus propios ideales.

Así que tras sus días de relajación y sosiego en Ibiza y la Costa Azul, donde fue en su jet privado, el hermano del príncipe Guillermo no ha evadido sus responsabilidades y ha querido dar respuesta a quienes le han criticado junto a su familia.

Lo ha hecho en una conferencia en Ámsterdam, a donde ha llegado, asimismo, en un vuelo comercial, debido a que asistía en la ciudad holandesa a un evento ideado por una iniciativa global llamada Travalyst.

Esto es una asociación de multitud de empresas líderes en el sector turístico (como pueden ser Booking, TripAdvisor, Visa, Ctrip o Skycanner) que se han agrupado con la idea de transformar hacia un modelo más sostenible el modo de viajar del mundo moderno.

"Nuestro objetivo es encender la chispa de un movimiento que transforme el futuro de los viajes, situando a las comunidades en el corazón de las soluciones", aseguran en su web sobre ese turismo sostenible que buscan.

Así, el duque de Sussex comenzaba su charla siendo, desde el comienzo, sincero y a sabiendas de cierto recelo que pudiera dar su presencia si no asumía sus fallos para con la sostenibilidad del planeta.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el3 Sep, 2019 a las 7:24 PDT

"No soy un experto en turismo o en negocios, pero a través de mis viajes he observado que existe una relación única entre la sociedad y el medio ambiente y he notado algo alarmante: no hay la simbiosis que se necesita", comenzaba diciendo.

"No veo la conexión y quiero comprender el porqué. Soy una de esas personas afortunadas que tienen una plataforma y quiero usarla para abordar problemas difíciles con la esperanza de encontrar soluciones", dijo sobre la iniciativa de la que es uno de los rostros más visibles.

Sobre la relación entre la sostenibilidad y el día a día, el príncipe Harry aseguraba que "no podemos hacerlo todo, pero podemos hacerlo mejor", por lo que le tocaba, después de esa afirmación, tocar de lleno el tema que sobrevolaba, nunca mejor dicho, la sala: su falta de compromiso.

Sobre esto recordó que "nadie es perfecto" y que no hay que olvidar que casi el 90% de los vuelos que coge son comerciales, si bien en ciertas ocasiones tiene que hacerlo de forma privada "para proteger a su familia".

Además, no ha perdido la oportunidad de recordar que no se puede dudar de su empeño en reducir las emisiones de CO2 todo lo posible, tal y como se ha indicado en un texto que ha hecho público la cuenta de los Duques de Sussex y en el que se invita a las diversas empresas a conversar para crecer y dirigir el sector hacia un modelo que "beneficie a los destinos, a las sociedades y a los ecosistemas".

Tras la conferencia, el príncipe Harry tiene previsto poner rumbo a Sudáfrica, en un viaje que les llevará por varios países del sur del continente y que supondrá la primera gira internacional de su hijo Archie.

Así, junto a Meghan Markle y su hijo, y a partir del 23 de septiembre, Harry recorrerá Malawi (donde visitará la fundación Sentebale, que continúa el legado de su madre y que fundó él mismo en 2006), Angola, Botsuana y Sudáfrica.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el29 Jun, 2019 a las 1:49 PDT